• 17/06/2024 21:58

Sostenibilidad y rigor: claves para medir el éxito empresarial que de verdad importa . Por (*) Bea Vila (Ferrer)

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos, 52 segundos

El calentamiento global ha (hemos) pisado el acelerador y el servicio de Cambio Climático Copernicus (C3S) de la Unión Europea (UE) confirmó recientemente que la temperatura media mundial en 12 meses superó por primera vez umbral de 1,5 grados. Y, pese a ello, 2023 marcó un nuevo récord en la emisión de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera a nivel global. Así pues, ya es oficial: vivimos en un mundo al borde del colapso climático. Y todos los habitantes de este planeta que se calienta deberíamos ser conscientes de ello y repensar qué estamos haciendo y para qué.

Ante los grandes riesgos que implica que la temperatura de la Tierra siga subiendo, la crisis climática no puede ser considerada como algo secundario, sino como una amenaza existencial real para nuestra sociedad tal y como la conocemos. Y todas las personas y organizaciones deberíamos sentirnos obligadas a actuar en consecuencia. Desde el ámbito económico y empresarial, esto significa evolucionar hacia un nuevo modelo en el que las compañías generemos más valor ambiental del que consumimos, con el propósito común de regenerar el planeta. Porque si seguimos esperando, nuestro mundo, a la larga, se regenerará, pero seguramente lo hará prescindiendo de la humanidad.

En este sentido, es necesario abogar por una nueva manera de medir el éxito empresarial. No solo en términos económicos, sino también en rendimiento social y medioambiental. Esto nos atañe principalmente a las empresas, porque supone asumir un cambio de paradigma en el que la protección del planeta y la justicia social estén al mismo nivel que los beneficios y el retorno de inversión de los accionistas. Porque aún es necesario mantener la rentabilidad, pero hoy en día esto solo debería representar una condición necesaria para sostener a largo plazo un proyecto empresarial que contribuya a regenerar su entorno y dé respuesta a los retos ambientales y climáticos a los que nos enfrentamos.

Sostenibilidad y rigor claves para medir el éxito empresarial que de verdad importa . Por () Bea Vila (Ferrer)

Pero este cambio de modelo también implica que los valores del conjunto de la sociedad estén alineados con esta transformación, evaluando el desempeño empresarial teniendo en cuenta lo que, a estas alturas, de verdad importa: el retorno ambiental y social. Así pues, el negocio y el retorno económico deberían ser considerados un medio para conseguir un fin mayor: la contribución a causas medioambientales y sociales.

Desde este punto de vista, la Directiva de Informes sobre Sostenibilidad Corporativa (CSRD, por sus siglas en inglés) nos ofrece una oportunidad única en Europa para virar hacia este nuevo modelo, al ser una herramienta clave para ayudar a los inversores, organizaciones de la sociedad civil, consumidores y otras partes interesadas a evaluar el desempeño de sostenibilidad de las empresas. De esta manera, el CSRD debería representar el pistoletazo de salida a una nueva carrera empresarial hacia el desempeño ambiental y social en la que todas las compañías compitamos con unas reglas comunes, rindiendo cuentas de manera rigurosa y transparente. Dos factores indispensables para ganarnos la confianza y el interés de la sociedad en nuestra actividad.

Pero esta herramienta europea no es la única. A nivel mundial, hace años que Carbon Disclosure Project (CDP) gestiona un sistema global de divulgación medioambiental para empresas, ciudades, estados y regiones. CDP fue pionera en el uso de los mercados de capitales y la contratación corporativa para motivar a las empresas a divulgar sus impactos ambientales y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, salvaguardar los recursos hídricos y proteger los bosques. En 2023, más de 24.000 organizaciones de todo el mundo divulgaron datos a través de CDP. Y solo un reducido número de entidades, entre las que se encuentra el laboratorio farmacéutico Ferrer, consiguieron situarse en la «Lista A» que elabora CDP, con compañías y organizaciones líderes en la lucha contra el cambio climático. Fruto de su compromiso ambiental y la medición rigurosa del impacto positivo en términos de sostenibilidad.

Con todo, este 2024 queda claro que la inacción ha dejado de ser una opción climáticamente y socialmente viable. Desde el mundo empresarial podemos aportar emprendimiento, iniciativa y visión de futuro para contrarrestar el silencio, la pasividad o el desánimo ante la crisis climática. Y, gracias a herramientas como el CSRD y el CDP o, incluso, la certificación B Corp, que en Ferrer tenemos desde 2021, las empresas tenemos la oportunidad de consolidar un cambio de tendencia y ganarnos el interés, la confianza y la implicación de autoridades, medios de comunicación y consumidores en nuestra contribución social y medioambiental. Porque el futuro “verde” que deseamos no llegará solo. Hay que crearlo.

 

 

(*)  Bea Vila es Chief People & Sustainability Officer de Ferrer

 

 

 

 

 

 

 

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de EFEverde

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde.

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)

 

Este blog de «influencers verdes» ha sido finalista en los Premios Orange de Periodismo y Sostenibilidad 2023 en la categoría de «nuevos formatos».

 

La entrada Sostenibilidad y rigor: claves para medir el éxito empresarial que de verdad importa . Por (*) Bea Vila (Ferrer) se publicó primero en EFEverde.


Artículo de Arturo Larena publicado en https://efeverde.com/sostenibilidad-claves-medir-exito-empresarial-por-bea-vila-ferrer/