• 23/07/2024 14:35

Emisiones de Alcance 3: desafío para el sector inmobiliario. Por (*) Judith Masip

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos, 48 segundos

En la actualidad, el cambio en el modelo de vida a favor de la sostenibilidad y contra el cambio climático se ha convertido en una prioridad para administraciones, sector privado y sociedad.

En esta lucha, la reducción de huella de carbono se ha convertido en una prioridad para todas las industrias, y también -y especialmente- para el sector de la edificación.

Una estrategia de reducción de huella de carbono habitualmente observa y analizada las emisiones directas o sea las fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero que sean propiedad o estén controladas por la compañía en cuestión (Alcance 1) y emisiones indirectas asociadas al consumo de energía de la empresa (Alcance 2).

Sin embargo, para lograr los objetivos debemos también contemplar las emisiones de Alcance 3, aquellas generadas a lo largo de toda la cadena de valor del producto.

A menudo estas no reciben la atención necesaria, y sin embargo, de media representan hasta el 70% del total de emisiones de una empresa lo que las convierte en un componente clave en el esfuerzo por reducir la huella de carbono del sector inmobiliario.

Comprendiendo el impacto de las emisiones de Alcance 3

Estas emisiones engloban una amplia gama de actividades, desde la extracción y procesamiento de materiales hasta su transporte, uso y disposición final.

En el sector de la construcción, por ejemplo podríamos hablar desde qué materiales utilizamos, cómo fabricamos las soluciones constructivas, el transporte y logística, hasta el propio uso y mantenimiento de los edificios, y la gestión de residuos finalizado su ciclo de vida.

Para poner más en contexto este impacto y continuando en el sector de la construcción, la producción de materiales como cemento, acero o vidrio es intensiva en emisiones.

Por otro lado, las extensas cadenas de suministro incrementan la distancia recorrida por los materiales y soluciones, lo que a su vez aumenta las emisiones. Y además, habitar un edificio genera un consumo de notables cantidades de energía para la calefacción, refrigeración e iluminación, entre otras actividades, que generan emisiones de manera continua.

La concienciación del sector hacia una edificación más sostenible existe, para muestra de ello los más de 150 profesionales comprometidos que participaron en la última edición de InmoSostenible, donde Uponor y ASPRIMA (Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid), reunimos cada año al sector de la edificación para compartir experiencias que están transformando la manera en la que construimos o rehabilitamos.

Y donde este año se ha puesto el foco en el gran desafío que presenta el control de la huella de carbono, principalmente por la falta de unicidad en los criterios de cálculo y la complejidad de cuantificar y medir el impacto, en una cadena de valor en el que participan más de una centena de diferentes agentes en cada proyecto.

Análisis del Ciclo de Vida de los edificios y Declaraciones Ambientales de Producto para transformar el mercado

Alcanzar una verdadera involucración en la reducción de emisiones de Alcance 3 a nivel global, es hoy un objetivo que se ve lejano, sin embargo algunas regiones están empezando a exigir evaluaciones de ciclo de vida y declaraciones ambientales de producto, y son muchas las empresas que han tomado ambos conceptos para pivotar sus programas de descarbonización.

El uso de Declaraciones Ambientales de Producto (DAPs) proporciona información transparente para calcular el impacto medioambiental, y facilitan el diseño de edificios energéticamente eficientes, la integración de materiales de bajo impacto ambiental, productos reciclados o de origen local.

Además, implementar una evaluación del ciclo de vida permite identificar y cuantificar las emisiones de cada etapa, de modo que las decisiones se basen en datos fiables.

La reducción de las emisiones de Alcance 3 en el sector inmobiliario contribuirá de manera efectiva a los objetivos de desarrollo sostenible y de descarbonización de 2050.

Los agentes del sector, desde fabricantes, arquitectos e ingenierías, hasta promotores inmobiliarios y constructoras, debemos colaborar para la creación de alianzas estratégicas que faciliten la implementación de prácticas sostenibles y la adopción de materiales, soluciones y tecnologías innovadoras.

Por ejemplo, cada vez son más habituales la integración de soluciones que permiten un control y una gestión más eficiente de los recursos energéticos en los edificios, sensores inteligentes y sistemas de gestión de energía, algunos ya basados en Inteligencia Artificial, pueden optimizar su uso, reduciendo las emisiones asociadas con el funcionamiento y mantenimiento de los edificios.

Como no puede ser de otra manera, al situarnos al comienzo de la cadena de valor, en esta transición hacia una edificación más sostenible los fabricantes tenemos un papel primordial, nosotros estamos en contacto con la materia prima que conforma las soluciones constructivas que se integrarán en los edificios.

En este sentido lideramos el cambio a través de un porfolio de soluciones con DAPs, que usan materiales reciclados y que aportan valor en los proceso de certificación de sellos medioambientales como VERDE, LEED, WELL y BREEAM.

Estos certificados suelen ser expedidos por entidades que forman a los profesionales encargados de llevar a término todo el proceso de certificación y de encargar y recopilar todos los ensayos pertinentes.

Estándares y normas de carácter voluntario, que evalúan de forma objetiva y medible el desempeño de un edificio en términos de sostenibilidad.

El cálculo de las emisiones de Alcance 3 está generando un cambio de paradigma. Gracias al compromiso con la sostenibilidad las decisiones no pueden tomarse solo bajo parámetros económicos, sino hacerlo teniendo en cuenta la que aporte mayor valor al proyecto en términos de menor huella de carbono.

Las decisiones y programas que pongamos hoy en marcha no solo determinarán la salud de nuestro planeta, sino que también definirán el legado que dejaremos para las futuras generaciones.

La implementación de estrategias sostenibles, el uso de tecnologías avanzadas y la colaboración entre todas las partes interesadas son claves para reducir estas emisiones y avanzar hacia un futuro más sostenible.

La selección de tus socios y proveedores de servicios y soluciones para lograr la descarbonización de tu propio negocio, o certificar tus proyectos con sello de sostenibilidad, es fundamental.

No en vano en Uponor hacemos una correcta selección de materiales y proveedores que nos ayudan a avanzar en nuestros compromisos de ser Net Zero en 2040.

Es imperativo que el sector actúe ahora para enfrentar este desafío y contribuir de manera significativa a la lucha contra el cambio climático.

 

(*) Judith Masip es responsable de Sostenibilidad de Uponor.

 

 

 

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de EFEverde

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde.

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)

 

Este blog de «influencers verdes» ha sido finalista en los Premios Orange de Periodismo y Sostenibilidad 2023 en la categoría de «nuevos formatos».

La entrada Emisiones de Alcance 3: desafío para el sector inmobiliario. Por (*) Judith Masip se publicó primero en EFEverde.


Artículo de generico publicado en https://efeverde.com/emisiones-de-alcance-3-desafio-para-el-sector-inmobiliario-por-judith-masip/