• 22/04/2024 11:17

Visibilizando la igualdad: El Colegio de Registradores de España

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos, 46 segundos

María Emilia Adán, Decana Registradores de España

El ser elegida decana de los registradores de España, además del gran honor que supone que mis compañeros hayan confiado en la candidatura que encabezo, ha visibilizado el compromiso por la igualdad del Colegio que ahora presido.

El Colegio de registradores de la propiedad, mercantiles y de bienes muebles es, desde muy antiguo, un espacio de igualdad. En 1941, cuatro mujeres, al amparo del Decreto de Alcalá Zamora, ingresaron en el cuerpo de aspirantes al aprobar la oposición. Desde ese momento, se abrió la puerta a la igualdad en nuestra profesión. El Colegio de Registradores fue , desde ese momento, pionero en visibilizar a las mujeres. Desgraciadamente no fue un camino sin retorno, la publicación de la ley hipotecaria el 8 de febrero de 1946, supuso una vuelta atrás, al impedir, de nuevo, a las mujeres el acceso a la profesión. Esta situación se prolongó hasta la publicación de la ley de 22 de julio de 1961. Desde ese momento ya no hubo vuelta atrás, y la presencia de mujeres al frente de oficinas registrales ha sido creciente. De la ley de 1946 sigue vigente, aunque derogado tácitamente, el artículo 279 de la ley hipotecaria, que señala entre los requisitos para ser registrador el ser varón. Creo que ha llegado el momento de modificar ese artículo cuya inconstitucionalidad es evidente.

En 1994, fue elegida Mª Jesús Torres decana autonómica de Galicia. En el interín otras mujeres pasaron a la historia de nuestro Colegio al ir accediendo a las Juntas nacionales y autonómicas. En el año 2017, cuando fui elegida decana, más del 70% de los miembros de la asamblea de decanos, eran mujeres. Los órganos decisorios del Colegio de registradores eran asumidos mayoritariamente por mujeres profesionales, una evolución natural, en una organización que sólo mira la profesionalidad.

Un camino recorrido al compás de los tiempos, aunque siempre en la avanzadilla. La promoción del año 1988 (la mía) fue la primera paritaria, y hoy la última promoción la del año 2023 ha supuesto cruzar el Rubicón. Hoy el Cuerpo de registradores es mayoritariamente femenino, como en otras muchas profesiones jurídicas.

En la profesión, como antes en la facultad de derecho de la Universidad de Valencia, el hecho de ser mujer no supuso ninguna discriminación, me movía en ámbitos donde el mérito y la capacidad era y es lo único que se tiene en cuenta. La entonces decana de la facultad de derecho era también una mujer : Carmen Alborch, y seguía dando clases Teresa Puente, profesora de civil, y de las primeras egresadas tras la guerra civil.

Me eduqué en un colegio donde el modelo a seguir era Santa Teresa de Jesús. Siempre he tenido como referentes mujeres fuertes, comprometidas con la sociedad de su tiempo.

Y en estas tres etapas de mi trayectoria vital, el hilo conductor ha sido mi familia donde no se concibe otro entorno que no sea el de la igualdad. Una igualdad que deriva del hecho de mirar al ser humano por encima de cualquiera de sus características. Esta mirada al ser, es el mejor antídoto contra cualquier tipo de discriminación.

El Colegio de Registradores, porque así lo conciben sus miembros, nunca tuvo otra perspectiva que no fuera la profesional, así lo sentí yo, y así me lo hicieron sentir los compañeros, mayoritariamente hombres que impulsaron decididamente su apuesta por la no discriminación, de ningún tipo, tampoco la que lo es por razón de sexo. Todos tenemos las mismas responsabilidades servir al ciudadano en pie de igualdad, sea quien sea, tiene ante el registro los mismos derechos. Podríamos aseverar que entre sus señas de identidad, en su cultura, está la igualdad.

Podría pensarse que considerar al Colegio como un espacio de igualdad, se debe a que sólo el mérito y la capacidad se tienen en cuenta para acceder a la profesión, y así es en el ingreso facilitando, sin duda, la presencia de registradoras, pero la verdadera prueba de esa cultura registral, de esa apuesta por los valores, se manifiesta en sus órganos de decisión.

Los órganos colegiales son elegidos, conforme a nuestros estatutos, por sufragio universal y directo de cada colegiado. Y todos ellos mayoritariamente han optado porque las mujeres formen parte del gobierno colegial. Creo poder afirmar que esta es la mayor manifestación de la igualdad.

Por ello quiero rendir homenaje a todos estos hombres y mujeres que optaron por mirar al profesional como ser humano, obviando cualquier discriminación.

Ojalá esta forma de proceder pudiera servir para que no se siga discriminando a la mujer en otros ámbitos. Los registradores somos conscientes de que todavía queda camino por recorrer, por ello visibilizamos a la igualdad, para que todos adquiramos la certeza de que es posible alcanzarla si, hombres y mujeres, siendo conscientes de las diversas situaciones que se dan en nuestra sociedad, reafirmamos nuestro compromiso con el valor de la dignidad humana, que es la base de la igualdad.

La entrada Visibilizando la igualdad: El Colegio de Registradores de España se publicó primero en Lawyerpress NEWS.


Artículo de Redacción publicado en https://www.lawyerpress.com/2024/03/07/visibilizando-la-igualdad-el-colegio-de-registradores-de-espana/