• 07/12/2022 18:14

La primera vez de una abogada ante un tribunal

(origen) Arturo Ortiz Hernández Nov 13, 2022 , , , , ,
Tiempo estimado de lectura: 1 minutos, 46 segundos

El otro día tuve uno de esos días que le dejan a uno lleno de satisfacción, acompañar en sala a una joven compañera, recién terminado el master para su primera vista oral.  Elegimos en el Despacho un asunto que no tuviera gran complejidad en Sala y también que supiéramos que el juez no era de lo que no ponen las cosas fáciles.

Nuestra profesión requiere un gran conocimiento teórico, conocer las leyes, con la cantidad de leyes que salen a casi a diario es tarea complicada, pero también requiere una formación práctica, conocer las estrategias en sala, los pequeños truquillos que se van cogiendo día a día pisando los juzgados, como reaccionar ante las estrategias del contrario en sala, ante las preguntas o actitudes de su señoría.

En mi caso, con 30 años de ejercicio profesional, algo he aprendido.

Unos días antes, preparamos la vista oral juntos, con las cuestiones que tenía que afrontar, como alegarlas.

Por fin llegó el gran día, la compañera estaba con los nervios de la primera vez, que se fueron acrecentando, pues sufrió algo que no es raro que ocurra, y es que el juicio empezó con una hora de retraso.

Primera contrariedad, el retraso, cuando lo que uno quiere es que todo pase cuanto antes, como ocurre con los exámenes, pero la espera fue inevitable, he de reconocer que yo también estaba nervioso porque veía que los nervios de ella se acrecentaban.

Por fin llego el momento, y empezamos con un poco de confusión de donde colocarnos en estrados.

Yo me puse la toga, pues mi intención era sentarme al lado.

Lo primero pedir permiso a su Señoría para sentarme al lado de la compañera, por si tenía que susurrarla algo o tomar las riendas en caso de catástrofe, bloqueo, pánico escénico o similar ya que era la primea vez pero que el juicio lo iba a llevar ella, a lo que accedió sin mayor problema.

Segundo contratiempo Su señoría bien la demanda solicitó aclaración a los contrarios sobre diversos extremos, entonces alarma roja, habría que contestar sobre el particular.

No se si la compañera tenia claro lo que estaba diciendo la compañera contraria, pero… por si acaso le susurre al oído, lo que tenía que responder y primera prueba superada, luego le toco el turno de intervención efectúo las alegaciones oportunas y por fin su señoría dice Visto para Sentencia y respiro, allí se termina todo.

La verdad es que estuvo brillante exponiendo los argumentos con serenidad. Me dejo gratamente sorprendido y no solo a mí sino que también recibió la felicitación de su Señoría y compañera contraria.

Para mí fue toda una satisfacción acompañar a una joven compañera en este itinerario, poder transmitir la experiencia de años, y ver como los jóvenes vienen pisando fuerte y me reafirma en este camino que he iniciado de «coaching» y «mentoring» para abogados ayudando a compañeros en esta difícil profesión en la que uno se siente muy solo a superar bloqueos y transmisión del conocimiento.

Enhorabuena Compañera, te auguro grandes éxitos.

Acerca del autor:
Tell us something about yourself.

Artículo de Arturo Ortiz Hernández publicado en https://confilegal.com/20221113-la-primera-vez-de-una-abogada-ante-un-tribunal/

Generated by Feedzy