• 06/12/2022 02:30

Fernando Cabello, director jurídico CEA: «El sector legal español es uno de lo más competitivos del entorno europeo»

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos, 27 segundos

El rol de los profesionales de la ley en la sociedad y la economía no es el que más se discute dentro del sector, pero según Fernando Cabello, director jurídico de la Cámara de España y de la Corte Española de Arbitraje (CEA), el impacto de los abogados en el tejido empresarial de un país no se puede subestimar, tanto a nivel local como nacional.

Cabello ejerció como letrado en el departamento de procesal y arbitraje en CMS Albiñana & Suárez de Lezo. Actualmente compatibiliza sus cargos con su puesto como secretario general del Centro Español de Mediación (CEM). Además, trabaja como abogado para Camerfirma, la Autoridad de certificación digital en nuestro país, prestando asistencia jurídica a los órganos de gobierno del organismo.

¿Qué papel juega el sector legal en el actual contexto socioeconómico?

Podemos decir con orgullo que el sector legal español es uno de lo más competitivos del entorno europeo y que está demostrando dos fortalezas muy relevantes. Por un lado, su capacidad para adaptarse perfectamente a las necesidades de las empresas en un momento económico muy complejo y cambiante, como siempre ha hecho. Por otro lado, está siendo capaz de atraer a un gran número de despachos extranjeros, en particular de América Latina.

Son realmente muy buenas noticias para todos, no solo para los juristas, porque un sector legal fuerte genera dinamismo, talento profesional y fuertes sinergias con otros ámbitos como la consultoría, por dar un ejemplo. Además, es de vital importancia tener un marco jurídico estable que garantice la seguridad jurídica y tener un sector legal competitivo para atraer inversión extranjera a nuestro país.

¿Cuál es la contribución de la abogacía y, en general, del sector legal al tejido empresarial español?

La gran mayoría de abogados en España son autónomos, que gestionan sus despachos de una forma muy similar a una empresa. De hecho, muchos de esos despachos se conforman como sociedades limitadas o unipersonales. Pero más allá de ello, la abogacía contribuye de forma decisiva al tejido empresarial con sus servicios se asesoramiento y de defensa jurídica en caso de conflicto. Imagine lo difícil que sería constituir una sociedad o reclamar una deuda sin la ayuda de un abogado.

En este punto, me gustaría reconocer particularmente a esos abogados que desarrollan su práctica en el ámbito de la mediación y el arbitraje, que son dos sistemas alternativos de resolución de conflictos que operan en favor de competitividad de las empresas, pues suponen un ahorro de tiempo y costes en comparación con la vía jurisdiccional ordinaria.

Estoy acostumbrado a tratar con ellos en la Corte Española de Arbitraje y puedo decir que, en términos generales, son grandes profesionales, tanto cuando actúan como mediadores o árbitros, como cuando lo hacen representando a alguna empresa.

¿Cuáles son los aspectos que más valoran las empresas en el proceso de selección de una firma y de su equipo?

Depende mucho de si la firma va ser contratada para asesorar a la empresa en su día a día, o para abordar temas más puntuales, como un proceso de fusión o adquisición o defender sus intereses en un procedimiento. No obstante, de una forma general, lo que más se valora es la experiencia y el grado de especialización. 

Es decir, que el despacho o profesional en cuestión tenga prestigio y un alto grado de conocimiento de la materia de que se trata. También se valora mucho la transparencia en la facturación de horas y que haya una comunicación fluida, por supuesto.

¿Cómo es su día a día como director de Servicios Jurídicos de Cámara de Comercio de España?         

La Cámara de Comercio de España se dedica a prestar diversos servicios a las empresas y al resto de cámaras territoriales, a través de sus diferentes áreas. En particular, el departamento jurídico, que depende jerárquicamente del secretario general, tiene como misión asesorar jurídicamente a todas las áreas de la Cámara de España y velar por que todas nuestras actuaciones y las de nuestros órganos de gobierno cumplan con la legalidad vigente.

En ese sentido, estoy involucrado en numerosos proyectos y procesos que van desde la gestión de fondos europeos hasta la administración de conflictos mercantiles.       

Pese a ser un trabajo ciertamente exigente, tengo la suerte de contar con un gran equipo de profesionales con mucha experiencia y muy eficiente, que me ayuda a sacarlo adelante.

¿Cuáles son los principales retos, oportunidades y objetivos de su departamento en el contexto actual?              

Es difícil señalar algunos de los retos u oportunidades de un departamento como el mío, que es transversal a toda nuestra organización, porque día a día nos enfrentamos a numerosas situaciones sobrevenidas y todas ellas son tratadas con el máximo grado de prioridad e importancia posible.

En cualquier caso, creo que no me equivocaría al decir que el reto más importante al que nos enfrentamos en mi departamento (y, en general, el conjunto de la Cámara de España), a día de hoy, es la tramitación de las ayudas del programa “Kit Digital”, que está dirigido a las pymes españolas de entre 0 y 50 empleados y cuyo objetivo es mejorar su competitividad y su madurez digital a través de la digitalización.

Se trata de un programa que cuenta con un presupuesto total de 3.000 millones de euros, provenientes de los fondos Next Generation de la Unión Europea, que está gestionado por la entidad pública empresarial Red.es (organismo público competente para la concesión de las ayudas del programa) y en el que la Cámara de Comercio de España participa como entidad colaboradora.

Sin embargo, no es el único gran proyecto en marcha. Además, estamos trabajando para dar a conocer y consolidar el Centro Internacional de Arbitraje de Madrid (CIAM), que fue fundado en 2020 por la Corte Española de Arbitraje (adscrita a la Cámara de España), la Corte de Arbitraje de Madrid y Corte Civil y Mercantil, y el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid como socio estratégico. Es un proyecto al que estamos dedicando muchas energías e ilusión, porque realmente estamos convencidos de que Madrid, por sus particulares características, merece estar entre las principales sedes arbitrales del mundo y convertirse en un referente arbitral, especialmente para el entorno de países latinoamericanos. 

Por último, permítame mencionar la labor que llevamos a cabo en el Centro Español de Mediación (que es una institución también ligada a la Cámara de España y de la que soy secretario general) para dar a conocer la mediación y presentarla como un factor de competitividad para las empresas, en diversos actos que estamos celebrando junto a las cámaras territoriales.

¿Qué importancia tienen los asuntos legales en la estrategia de la Cámara de Comercio?

Hay que tener en cuenta que la Cámara de Comercio de España es una corporación de derecho público. Eso quiere decir que se concibe en el ámbito de una Ley que regula su funcionamiento, que sus objetivos deben adaptarse a ella y que, además, ha de cumplir toda su normativa específica en materia de contratación y, en muchas ocasiones, con toda la normativa en materia de contratación pública, que es bastante extensa y compleja. Además, en el marco de la gestión, como organismo intermedio, de diferentes programas de ayudas públicas financiados con fondos europeos, estamos obligados a conocer y aplicar toda la normativa relacionada con las subvenciones.

Esta circunstancia hace que el departamento jurídico de la Cámara de Comercio de España desempeñe un papel transversal y clave dentro de la organización, no solo por dotar de seguridad jurídica a todos nuestros servicios, sino también por dar sustento y apoyo a los órganos de Gobierno. En particular a la Secretaría General de la Cámara, de la que dependemos directamente y con la que trabajamos codo con codo en materias como contratación, ‘compliance’ o gestión de fondos.

¿Qué considera que es lo que todo buen servicio de asesoría in-house debe reunir?

Entiendo que es fundamental conocer muy bien la organización en la que se incardina el servicio, saber priorizar asuntos y ofrecer soluciones a los temas trascendentes de la empresa, de forma ágil y especializada, como un buen traje a medida.

Las compañías o instituciones, por muy grandes que sean, suelen necesitar asesoramiento en asuntos que, por tiempo o complejidad no pueden abarcar. Lo deseable es que quien reciba el encargo de ocuparse de ellos sea competente y dé soluciones adaptadas a cada caso.

Como miembro del jurado de los Premios Legal Marcom, ¿qué destacaría sobre el valor que aportan las candidaturas recibidas en esta edición?

Este año se han recibido bastantes candidaturas y todas ellas de un altísimo nivel. Realmente, ha sido complicado elegir a los ganadores en un contexto de tanto talento y originalidad, aunque siempre hay alguien que destaca y que merece un poco más el reconocimiento.

¿Cuáles son sus principales conclusiones tras la sesión de deliberación del jurado de los Premios Legal Marcom?

Mi conclusión es que en España contamos afortunadamente con grandes profesionales del derecho, la comunicación y el marketing jurídico, que se esfuerzan día a día por dar visibilidad a los asuntos que interesan al sector legal y difundirlos entre el público en general. Por ello, es tan importante que existan premios de este tipo, que ponen en valor su trabajo.

Personalmente, ha sido una experiencia muy enriquecedora poder analizar y valorar, junto al resto de miembros del jurado, las candidaturas. También me ha gustado mucho conocer a nuevos compañeros de profesión, en un plano distinto al habitual, y compartir con ellos ideas e impresiones. La verdad es que ha sido una experiencia muy grata. 

Acerca del autor:
Tell us something about yourself.

Artículo de Virgilio González publicado en https://confilegal.com/20221119-fernando-cabello-director-juridico-cea-el-sector-legal-espanol-es-uno-de-lo-mas-competitivos-del-entorno-europeo/

Generated by Feedzy