• 07/10/2022 10:36

Navarra en situación de sequía aunque sin riesgo de desabastecimiento

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos, 5 segundos

Toda Navarra se encuentra en situación de sequía desde el mes de julio, cuando la zona del Cantábrico entró en este estado en el que la zona del Ebro se encontraba desde mayo, aunque desde el Gobierno foral aseguran que no peligra el abastecimiento de agua.

Pequeñas localidades que dependen de pequeños manantiales son las únicas que se están viendo afectadas como en el caso del Valle de Erro.

La escasez depende de las reservas en los embalses y acuíferos y, en este sentido, Navarra tiene «prácticamente asegurado» el abastecimiento, han señalado a Efeverde fuentes del Gobierno foral.

El pantano de Yesa se encuentra en situación de emergencia ya que registra el segundo nivel más bajo de ocupación de lo que va de siglo, solo detrás del registrado en la sequía de 2001.

Desde marzo de este año, los registros de precipitaciones son muy bajos aunque los embalses tienen reservas debido a la gran cantidad de agua que cayó en los meses de diciembre, enero y febrero, cuando se registraron inundaciones.

A partir de octubre las previsiones que maneja el Ejecutivo foral hablan de precipitaciones inferiores a las habituales, pero apuntan a que habrá que esperar para ver la evolución de unas lluvias que tendrán la misión de recuperar el nivel de los embalses y pantanos de Navarra.

Las poblaciones de más de 10.000 habitantes están obligadas a tener un plan especial de sequía y de momento son los propios gestores de las aguas, mancomunidades o ayuntamientos, los que están aplicando restricciones o medidas para administrar el agua.

Es el caso de la Mancomunidad de Moncayo, que abastece a Corella, Barillas, Ablitas, Monteagudo, Tulebras, Murchante, Ribaforada y Buñuel, y donde se ha restringido el riego de zonas verdes para asegurar el abastecimiento.

Según explica en declaraciones a Efeverde el presidente de la Mancomunidad y alcalde de Ribaforada, Tirso Calvo, la situación es «complicada», porque se ha juntado la falta de precipitaciones con la época de olas de calor en la que más consumo se hace y cuando más riegan los agricultores de cereal en la zona de Tarazona.

El manantial de Moncayo mana este verano casi un tercio de agua de lo que suele hacer cuando no se encuentra en situación de sequía.

Los dos últimos fines de semana se ha metido agua del embalse de la Dehesa, lo que ha permitido que la capacidad de la reserva no se vea afectada.

Las previsiones son mejores a partir de ahora, ya que se prevé que este fin de semana de puente también llegue agua y el consumo de los agricultores desciende en cierta medida a final de mes.

La presión con la que el agua llega a los grifos de las casas también se ha bajado y el consumo diario entre los ocho municipios ha descendido en 2.000 metros cúbicos. El presidente de la Mancomunidad está convencido de que «la gente está concienciada» para hacer un consumo responsable y «eso se ha notado».

Las restricciones no tienen fecha de caducidad y se tomarán las decisiones sobre la marcha y según la evolución de las reservas.

El volumen de agua embalsada en la cuenca hidrográfica del Ebro ha vuelto a bajar esta semana un 2,8 % más, hasta situarse en un 54,8 % de su capacidad, con 4.077 hectómetros cúbicos de los 7.917 que pueden albergar las infraestructuras hidráulicas del sistema.

Según los datos aportados por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), en la misma semana del año pasado la situación era de 5.076 hm³, correspondientes al 64 % de la capacidad total, mientras que el promedio de los últimos cinco años (2017-2021) se sitúa en el 67 % con 5.284 hectómetros cúbicos. EFEverde

La entrada Navarra en situación de sequía aunque sin riesgo de desabastecimiento se publicó primero en EFEverde.

Acerca del autor:
Tell us something about yourself.

Artículo de RedaccinEFEverde publicado en https://efeverde.com/navarra-sequia-sin-riesgo-desabastecimiento/

Generated by Feedzy