• 04/10/2022 15:08

El sector ecológico en septiembre de 2022: invertir en tiempo de incertidumbre. Por (*) Oriol Urrutia (Bio Eco Actual)

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos, 55 segundos

Productores, distribuidores y comercializadores ecológicos observan con dudas la llegada del mes de septiembre. Las campanas, los estudios de mercado y las previsiones indican un final de 2022 complicado con un menor poder adquisitivo de los consumidores y una mayor apuesta por las marcas de distribución. El precio, prima. 

En nuestro país vecino, Francia, desde el pasado mes de febrero son numerosas las campañas de precios bajos iniciadas por cadenas de distribución y puntos de venta, como por ejemplo la emprendida por La Vie Claire, insignia especializada en productos ecológicos con 380 tiendas, que lanzó en marzo de este año una campaña de precios bajos en cien referencias bio, una acción comercial que durará hasta febrero de 2023.

Ahora, con una inflación preocupante y los medios de comunicación avisando del fin del que va a ser el ‘último verano’ tal y como lo conocemos, el tejido empresarial en España y en toda Europa está preocupado, especialmente el de la pequeña y mediana empresa. Algo a lo que se le debe sumar la previsible subida generalizada de precios a todos los niveles, también y en última instancia en las estanterías de tiendas y supermercados físicos y online.

Pero no debemos olvidar algo mucho más grande que la coyuntura actual: la visión de futuro y las perspectivas de crecimiento de lo ecológico. Y no hablamos de datos de mercado ni curvas de demanda. La transformación del sector alimentario hacia la producción ecológica empezó hace mucho tiempo y es imparable, y lo es no por el mercado o la apuesta de grandes comercializadores, la implicación de quienes sin duda es imprescindible para el movimiento y el sector ecológico, sino por nuestra salud y la del planeta, factores que no pueden ser apartados o puestos en segundo plano, tampoco a nivel económico o social.

Salud: alimentación ecológica y la prevención del cáncer

“Nos va la salud”, explica el Dr. Pere Gascón, Ex Jefe del Servicio de Oncología del Hospital Clínic de Barcelona, y actual Director de la Cátedra CELLEX de Oncología y del Conocimiento Multidisciplinar de la Universidad de Barcelona, en el Bio Eco Actual de Septiembre 2022. El reconocido doctor recalca que “comer alimentos ecológicos es de las mejores decisiones que podemos tomar para nuestros cuerpos. Se trata de una inversión para un futuro sano y no podemos olvidar que una vez aparece cáncer ya no podemos dar marcha atrás”.

¿Son realmente los alimentos ecológicos más caros que los convencionales?

La respuesta es simple: no. Y es que la agricultura y ganadería convencional, que por volumen y calidad puede proporcionar en muchas ocasiones precios más bajos en el punto de venta, es un arma de doble filo. Tal y como detalla en un informe de 2017 la relatora de Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación, Hilal Elver “los plaguicidas peligrosos se utilizan en exceso, lo cual provoca daños a la salud humana y los ecosistemas de todo el mundo, y esa utilización tiene visos de aumentar en los próximos años”. Y como explica Cristina Fernández en Bio Eco Actual, la exposición de la población a los pesticidas “se relaciona con problemas hormonales, malformaciones congénitas, pérdida de fertilidad, daños en el sistema inmune, autismo, diabetes y diversos tipos de cáncer, entre otros”.

La alimentación ecológica aporta bienes públicos al conjunto de la sociedad: menos coste sanitario, mayor salud, menos impacto ambiental e incluso en algunas producciones y materias primas un impacto ambiental positivo. Tal y como indican Mendoza, Conceiçao y Kaul “los ‘Bienes Públicos’ son aquellos bienes a los que el mercado no puede poner precio de forma eficiente, al entregar beneficios al conjunto de la sociedad de forma no excluyente”. Y esta ineficiencia en la valorización mercantil de la producción ecológica es lo que lleva a grandes comercializadores y productores a plantearse su apuesta por lo ecológico en estos tiempos de incertidumbre, como está haciendo el gran consumo en Francia. No se equivoquen. Hay que pensar en el futuro. De lo contrario tendremos, como dice el dicho popular, pan para hoy y hambre para mañana.

Mirando hacia el futuro

El futuro es ecológico. Es sostenible.  Es cultivar salud. Y la mejor inversión es el futuro. Es no pensar en un crecimiento ilimitado sino en uno coherente, constante, sostenible y con valores. Como explica a Bio Eco Actual el fundador de la histórica empresa austríaca Sonnentor Johannes Gutmann, el futuro del sector ecológico es “dar pequeños pasos, crecer de forma natural y orgánica, como un árbol”.

El crecimiento económico solo tiene sentido si genera utilidad social. El auge de la producción y la comercialización ecológica solo tiene sentido si es para construir un mundo mejor. Un futuro (sostenible) no es posible sin la producción ecológica como pilar del sistema alimentario. Y este elemento no debe perderse de vista, incluso en momentos de incertidumbre como los actuales.

Cedida por BioecoActual para su blog

Ferias, oportunidades y vectores de crecimiento

Fruit Attraction, que se celebrará del 4 al 6 de octubre en el Recinto Ferial IFEMA Madrid es una gran oportunidad. En primer lugar, para el sector bio, que debe aumentar su presencia en los lineales de producto fresco. En segundo lugar, es especialmente importante para la industria alimentaria, que tiene con la coyuntura actual una gran oportunidad para reconvertirse antes que sea demasiado tarde. Llegar tarde para un modelo caduco y contaminante puede ser no llegar. 

También son especialmente importantes BioCultura, Bioterra, Ecoviure, BioCantabria, BioAraba, Natura Málaga y el conjunto del tejido de ferias dirigidas a consumidor final, con el objetivo de continuar difundiendo los valores y aportaciones de la producción ecológica, y motivar al consumidor. Educar al ciudadano. Estimular las prioridades de consumo. Lo primero, siempre debería ser la salud.

Y ya se están empezando a preparar dos citas ineludibles para un sector ecológico cuya resiliencia y fortaleza puede marcar los próximos meses. Por un lado, Organic Food Iberia, que en junio de 2023 será una nueva oportunidad para reunir a los principales actores del sector nacional para continuar trabajando en la conversión de nuestro país hacia ser referente europeo en consumo BIO, así como para internacionalizar los productores y convertir España en puente conector entre Latinoamérica y el resto de Europa. Por otro lado, empieza a calentar motores Alimentaria 2024, feria en la que deberíamos ver en la próxima edición una transformación real y poderosa del sistema agroalimentario y comercializador español. 

Es el momento clave para ver si la industria aguanta los embates del mercado y los utiliza como palanca transformadora para una producción y consumo de alimentos más bio, más verde, con más vida. Alimentación viva para nosotros y para el planeta. Y aquellos que no estén seguros de que la transformación sea BIO y sin greenwashing pueden preguntarse, ¿estoy haciendo lo correcto?

(*) Oriol Urrutia, es co-Editor de Bio Eco Actual

Fotos: cedidas por Bio Eco Actual

La entrada El sector ecológico en septiembre de 2022: invertir en tiempo de incertidumbre. Por (*) Oriol Urrutia (Bio Eco Actual) se publicó primero en EFEverde.

Acerca del autor:
Tell us something about yourself.

Artículo de RedaccinEFEverde publicado en https://efeverde.com/el-sector-ecologico-en-septiembre-de-2022-invertir-en-tiempo-de-incertidumbre-por-oriol-urrutia-bio-eco-actual/

Generated by Feedzy