• 18/07/2024 16:48

El comercio ilegal de vida silvestre se ha apoderado del Internet. Tú puedes ayudar a detenerlo. Por (*) Crawford Allan (WWF)

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos, 2 segundos

Carismáticos monosCachorros de jaguar.Encantadoras aves canoras. Al navegar en tus redes sociales o plataformas de comercio electrónico, es probable que hayas visto estos y otros animales exóticos y llamativos, o productos derivados de ellos.

Lo que quizás no sepas es que muchas de estas especies carismáticas son víctimas del comercio ilegal de vida silvestre, una actividad criminal global y multimillonaria que orilla a las especies a la extinción, socava el estado de derecho y amenaza los medios de subsistencia y la salud de un sinfín de personas.

El Internet se ha convertido en un sombrío punto de encuentro para el comercio ilegal de vida silvestre, aumentando enormemente su alcance y gravedad.

Para enfrentar este creciente problema, una alianza de gigantes de la tecnología, como eBay, Google y Mercado Libre, formaron la Coalición para Acabar con el Tráfico de Vida Silvestre en Internet en 2018.

Pero por sí solas, estas empresas no podrán lograrlo. Cada uno de los consumidores tiene el poder (y la responsabilidad) de ayudar a erradicar este delito de una vez por todas.

La magnitud del comercio ilegal de vida silvestre y el daño que causa son asombrosos.

Consideremos sólo algunos ejemplos, empezando por un animal que la mayoría de la gente no está acostumbrada a considerar como víctima. Cada año, se matan casi 100 millones de tiburones, a veces como captura incidental pero a menudo para obtener intencionalmente valiosos productos de tiburón como cartílago y aceite.

La popularidad de la sopa de aleta de tiburón en Asia también fomenta la matanza de tiburones: en muchos casos los tiburones son llevados hasta los barcos pesqueros donde se les cortan las aletas y luego son arrojados por la borda para que mueran.

Del mismo modo, decenas de miles de rinocerontes y elefantes son asesinados cada año por sus cuernos y colmillos de marfil, dejando huérfanas a las crías.

Incluso los animales vivos y de aspecto saludable que se ven a la venta en línea pueden ser producto de una violencia terrible.

Los monos araña bebés, como el que una mujer de Texas trato de vender en Craigslist antes de ser arrestada el año pasado, a menudo comienzan su viaje desde su hábitat hasta la pantalla de tu computadora una vez que los cazadores furtivos le han disparado a la madre.

No es necesario ser un amante de los animales para preocuparse por este tema.

Lo que sí te debe preocupar es tu salud y la salud de tu comunidad porque el comercio ilegal de vida silvestre es una vía rápida para la propagación de “enfermedades zoonóticas”, es decir, enfermedades que se originan en los animales antes de transmitirse a las personas.

Ejemplos como la peste bubónica, la gripe española y el VIH/SIDA generaron algunas de las pandemias más mortíferas de la historia de la humanidad. Más recientemente, la aparición de COVID-19, el SARS y la gripe aviar son un recordatorio de que las enfermedades zoonóticas siguen siendo una grave amenaza para las personas en todo el mundo.

El comercio ilegal de vida silvestre también afecta a los mercados y amenaza los medios de subsistencia.

Lo hace de varias maneras: desde la introducción de especies invasoras que causan estragos en la agricultura hasta la eliminación de la vida silvestre de la que dependen las comunidades rurales, especialmente los pueblos indígenas para obtener alimentos y fuentes de ingresos como el ecoturismo.

Y, al igual que el contrabando de drogas, armas y personas, el comercio ilegal de vida silvestre sustenta una red más amplia de delincuencia y corrupción que socava la seguridad pública y el Estado de derecho.

Los mercados en línea, debido a su anonimato y acceso global, son un escaparate ideal para transacciones ilegales de vida silvestre.

El Internet no sólo ha facilitado la venta y compra ilegal de vida silvestre, sino que también ha ampliado el mercado a más consumidores, poniendo en riesgo a especies más vulnerables.

Los delincuentes han hecho de este mundo en línea el nexo de sus actividades ilegales, por lo que es ahí donde debemos centrar nuestros esfuerzos.

Los formuladores de políticas públicas tienen un papel clave que desempeñar.

El gobierno de Estados Unidos debería desarrollar regulaciones adicionales para el control del comercio de vida silvestre en línea. Para disuadir a los traficantes, se deberían establecer prohibiciones claras, sanciones sustanciales y mecanismos de aplicación sólidos.

Además, en la medida de lo posible, estas regulaciones deberían aplicarse no sólo dentro de las fronteras de Estados Unidos sino también donde las empresas estadounidenses tengan plataformas en el extranjero.

En última instancia, las empresas que supervisan las plataformas en línea son las que están al frente de la batalla.

La Coalición para Acabar con el Tráfico de Vida Silvestre en Internet, compuesta por las mayores plataformas de comercio electrónico y redes sociales, ha logrado eliminar más de 16 millones de publicaciones que violan las regulaciones del comercio de vida silvestre.

Sus esfuerzos no se limitan a la vigilancia y el cumplimiento, también tienen como objetivo educar a los usuarios de la plataforma sobre los peligros y la ilegalidad del tráfico de vida silvestre, interactuando con personas influyentes en las redes sociales, implementando alertas emergentes y más.

Como individuos, nosotros también podemos hacer nuestra parte.

Al encontrar un animal o un producto animal en línea que se sospecha es ilegal, se puede reportar a través de organizaciones como World Wildlife Fund (WWF).

Su sitio web  No al Comercio Ilegal de Vida Silvestre en Internet también ofrece valiosos recursos para ayudar a tomar decisiones y realizar compras responsables en viajes, compras en línea o simplemente participando en plataformas de redes sociales.

Es común que la mayoría de la gente vea la gran cantidad de crisis que suceden en todo el mundo y piense: “Soy sólo una persona. ¿Qué puedo hacer para contribuir?»

En este caso la gente puede hacer toda la diferencia del mundo al salvar a un animal.

Las acciones tienen un efecto dominó que pueden ayudar a proteger la vida silvestre y los hábitats de la Tierra para las futuras generaciones.

 

(*) Crawford Allan es director senior de Delitos contra la Vida Silvestre en WWF.

Con más de 30 años de experiencia, Crawford Allan lidera los programas y proyectos de conservación de la biodiversidad y delitos contra la vida silvestre en World Wildlife Fund (WWF). Crawford fundó la Coalición para Acabar con el Tráfico de Vida Silvestre en Internet con las empresas de tecnología más grandes del mundo y trabaja con el sector privado para brindar soluciones y asociaciones con los gobiernos a fin de lograr un mayor impacto. Crawford también formó parte del Consejo Asesor Federal del Grupo de Trabajo Presidencial de los Estados Unidos sobre el Tráfico de Vida Silvestre, entre 2013 y 2017.

 

 

Creadores de Opinión Verde #CDO es un blog colectivo coordinado por Arturo Larena, director de EFEverde

Esta tribuna puede reproducirse libremente citando a sus autores y a EFEverde.

Otras tribunas de Creadores de Opinión Verde (#CDO)

 

Este blog de «influencers verdes» ha sido finalista en los Premios Orange de Periodismo y Sostenibilidad 2023 en la categoría de «nuevos formatos».

La entrada El comercio ilegal de vida silvestre se ha apoderado del Internet. Tú puedes ayudar a detenerlo. Por (*) Crawford Allan (WWF) se publicó primero en EFEverde.


Artículo de generico publicado en https://efeverde.com/el-comercio-ilegal-de-vida-silvestre-se-ha-apoderado-del-internet-tu-puedes-ayudar-a-detenerlo-por-crawford-allan-wwf/