• 15/06/2024 14:03

Beto del Toro, sostenibilidad, innovación y rentabilidad desde los bares

(origen) Marcos Dominguez May 17, 2024 , , , , , ,
Tiempo estimado de lectura: 2 minutos, 49 segundos

Marcos Domínguez

Madrid 17 may (EFEverde).- Ya no estamos en la etapa de buscar opciones ambientales «sino de llevarlas a cabo»,  también desde los bares, donde hay muchos materiales a los que se les puede dar una segunda oportunidad señala en entrevista con EFEverde con ocasión del día del reciclaje, el mexicano Beto del Toro.

Fundador de Rufina Mezcalería, Del Toro fue el ganador del certamen internacional Torres Brandy Zero Challenge el pasado 20 de marzo, un certamen que busca  promover un cambio de mentalidad en el mundo de la mixología que anteponga el compromiso ambiental.

Lo hizo con su proyecto Taller Zero «Dando una segunda oportunidad», una propuesta de eco-cóctel donde da un segundo uso a las botellas de vidrio desechadas, transformándolas en vasos, lámparas, ceniceros, tazas o utensilios de bar, en lugar de reciclarlas, reduciendo así las emisiones de carbono y además lo hace empleando a personas sin trabajo.

«Desde que era un niño, mis padres me inculcaron la importancia que tienen los árboles y los seres vivos», cuenta del Toro, sobre la relevancia del medioambiente en su bar.  A esa edad, también aprendió que los seres humanos se encargan de romper «este ciclo perfecto que diseña la naturaleza», apunta.

Dando una segunda oportunidad

Su iniciativa, la idea de hacer un cóctel sustentable, nace de integrarse de nuevo «en ese ciclo del planeta», donde a través de botellas de vidrio desechadas consiguen crear vasos, lámparas, ceniceros, tazas o utensilios para el bar.

«Es una realidad, los productos frescos se están encareciendo, y nosotros mismos vemos cómo el calentamiento global es un tema que cada vez tiene más importancia», ha señalado, haciendo referencia a la necesidad de comunicar sobre sostenibilidad.

El ahorro energético es un tema sobre el que Beto y su equipo también están muy concienciados, ya que generar una botella nueva supone 90 gramos de Co2, según datos de la compañía y avalados por Carbon Trace.

Al dar una segunda vida útil a las botellas generan 7,25 gramos de Co2, lo que equivale a 12.4 veces menos del costo medioambiental y   hace que su proyecto sea viable en términos ecológicos.

¿Cómo montar un bar «ecológico»?

En su «Taller Cero» el equipo de esta eco-coctelería siguen varios pasos: recogen las botellas, quitan el etiquetado, las limpian, las secan, las separan por colores, las cortan y  lijan; y por último, las embalan para que los clientes puedan llevárselas.

Además, esta no es la primera idea que han puesto en marcha. Desde 2015 llevan a cabo una serie de proyectos ecológicos muy interesantes para el mundo de los bares comprometidos con el planeta.

Otras iniciativas que tuvieron los de Rufina Mezcalería fue impulsar un programa de siembra de árboles para concienciar a la sociedad y poner paneles solares para no depender exclusivamente de combustibles fósiles. «Lo que consumimos es lo que producimos, y conforme hemos ido incrementando los aparatos eléctricos, hemos incrementado la cantidad de paneles que tenemos», desarrolla.

También,  implementaron un programa de separación de residuos de forma inteligente e hicieron un huerto en la azotea del bar con el fin de crear lugares de reposo para insectos como abejas, avispas y mariposas . Con respecto al agua, implantaron un sistema de captación de agua fluvial para diversificarla en varios usos y potenciar su ahorro.

Sostenible y rentable

Este proyecto ganó el premio no sólo por el beneficio para el medioambiente, sino también por considerarse pionero, fácilmente reproducible y escalable.

«Significa empezar a hacer algo como industria, y además, inspirar a otras personas y clientes a que también lo hagan», comenta.

Para Beto este proyecto tiene un valor medioambiental pero también aumenta la rentabilidad de su negocio al representar una ventaja competitiva. «Los costes se hacen menores», argumenta.

De hecho, la coctelera destinó a su «Taller Cero»más de 800.00 pesos mexicanos (44.135 EUR) y piensan que el retorno de inversión se saldará en dos años y medio.

Con su taller, en el que participan personas de la tercera edad, están planeando venderle a otros veinte centros de consumo de cristalería, lo que significa un valor añadido a nivel de competencia con respecto a otros bares y locales.

Dentro de esta iniciativa, por la que ganó el certamen Torres Brandy Cero, Beto apuesta por la gente más mayor como una forma de integrar el programa social en la sostenibilidad. «Si te sientes con ganas de trabajar el mundo no tiene porqué darte la espalda», explica.

El coctelero alude a la necesidad de cuidar el planeta por concienciación ética pero también la necesidad de apostar por el planeta desde un punto de vista empresarial. «Me he dado cuenta de que cuando relacionas ahorro y ganancias es mucho más fácil que la gente se integre en el círculo del que hablábamos», argumenta. EFEverde.

ido/al

 

La entrada Beto del Toro, sostenibilidad, innovación y rentabilidad desde los bares se publicó primero en EFEverde.


Artículo de Marcos Dominguez publicado en https://efeverde.com/dia-reciclaje-beto-toro-cocteleria-sostenible-mexico/