• 24/04/2024 21:33

La Transformación Digital de la Justicia, solución para la inseguridad jurídica española

Tiempo estimado de lectura: 1 minutos, 54 segundos

Félix Bolaños, Ministro de la Presidencia, Justicia y Relación con las Cortes, y Antonio Garamendi, presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), han asegurado en la Inauguración Institucional del Foro de la Transformación Digital de la Justicia, que la Administración del Estado tiene como “prioridad” su transformación digital. Advierten que su implementación puede resolver las cargas burocráticas que ralentizan la resolución «ágil» de los litigios y aumentar la seguridad jurídica, la falta de «predictibilidad» que frena la «inversión» y el temor de las personas a verse «revictimizadas» por la falta de previsibilidad y la larga duración de los procesos.

Antonio Garamendi ha abierto la Inauguración del Foro incidiendo en la importancia de la digitalización para hacer una Justicia “más cercana, ágil, eficaz y predecible”. Afirma que estos atributos son clave para atraer la “inversión”, ya que la agilidad y eficacia garantizan «la supervivencia de muchas empresas que dependen de los tiempos», y la predictibilidad aporta certidumbre al panorama judicial.

El presidente de CEOE ha recordado que la Empresa privada y el Sector público comparten un mismo objetivo: convertir a España en un líder digital, así como aumentar el crecimiento económico mediante un aumento de la seguridad jurídica.

Bolaños, por su parte, ha rescatado la idea de hacer una Justicia más cercana y la ha convertido en el eje central de su discurso: «poner al humano en el centro condensa lo que pretendemos hacer en la administración de Justicia», asegura. Dentro de esta línea, asegura que «muchas personas sienten temor», refiriendo el rechazo de la población a acudir a los tribunales cuando han sido víctimas de delitos. El Ministro, desde su experiencia como abogado, narra que a veces incurrir en litigios se convierte en una vía de “revictimización”. Quizá, por la falta de seguridad jurídica y la larga duración de los trámites.

Un sistema jurídico ágil puede evitar esto y «avanzar en años lo que se debía haber hecho en décadas». Bolaños recuerda las «miles de carpetas y papeles» a los que se enfrentaba cuando ejercía como abogado, y aplaude la aplicación transversal de soluciones legaltech para atajar procesos. La implementación de estas tecnologías ya está teniendo lugar desde la entrada en vigor del Real Decreto Ley 6/2023, reduciendo la duración de trámites como la «solicitud de la nacionalidad». Entre sus diversas medidas, Bolaños destaca la eficacia de los juicios telemáticos y el ahorro de coste de uso de papel.

La rapidez de esta implementación es para Bolaños reflejo del alentador dato que se ha desprendido a lo largo del Foro, corroborado posteriormente por el Asesor Principal en la Dirección General de la Justicia y Consumidores de la Comisión Europea, Paul Nemitz: “España está entre los primeros países en cuanto a equipamiento tecnológico en el ámbito de la Justicia”. Esto nos acerca a la ambiciosa declaración de Garamendi acerca de ser líderes digitales, y nos posiciona no muy lejos de la también ambiciosa declaración de Bolaños: convertir a España en un ejemplo internacional de Transformación Digital de la Justicia para Latam. Ambición correspondida, posteriormente, por Fazia Pusterla, Representante de la Oficina del Grupo del BID en Europa, que asegura que el modelo español de implementación de Transformación Digital de la Justicia ya está siendo adoptado por países como Colombia, Trinidad y Tobago, Brasil y Panamá.