• 18/07/2024 15:26

«La tecnología está transformando la forma de ejercer la abogacía». No lo decimos nosotros: lo dicen en la Universidad UAX Business & Tech

Tiempo estimado de lectura: 9 minutos, 33 segundos

El colectivo de estudiantes de Derecho ELSA Madrid-UAX, de la Universidad Alfonso X el Sabio, organiza su primer Summer ELSA Law School, que empieza hoy lunes 7 y se llevará a cabo a lo largo de toda esta semana en el flamante campus UAX Business & Tech. Los organizadores, oportunamente, han querido especializar estas jornadas denominándolas Technology Law. Estudiantes de Derecho de toda Europa asistiendo al campus UAX Business & Tech para hablar de derecho y tecnología: nos sobraban los motivos para hablar con las responsables de que todo esto pase. Cuatro mujeres con muchas ganas de cambiar las cosas: María Luisa García Torres, jefe de estudios del área de derecho, que engloba cinco titulaciones. Dirijo el grado en derecho de modalidad online y presencial, el Master Universitario Abogacía y procura; Juliana Caicedo, profesora en UAX Business & Tech y directora del  Master en gestión administrativa; Paula Camila Colque, representante de la Facultad de Business & Tech, presidenta de Elsa Madrid-UAX y estudiante del último año de Derecho con Relaciones Internacionales; y María Alquézar González de Lara, estudiante del doble Grado de Derecho y Relaciones Internacionales, y secretaria general de Elsa Madrid-UAX. Nos acompañó en la conversación Andrés Pina, responsable de Marca y Comunicación en UAX Business & Tech, que tiene en sus manos un proyectazo que, sin duda, dará mucho que hablar en el sector legal. Si no me crees, entra en la web de su Grado de Derecho en la que podrás leer una primera frase que dice: «La tecnología está transformando la forma de ejercer la abogacía y de resolver los conflictos legales». Y encontrarás conceptos como Certificado Legaltech, metodología maker, agile,etc.

Estamos en vuestro campus de Chamberí, un edificio de 16 plantas, y nos encontramos en la planta 8ª dedicada enteramente a empresas…

Andrés. El concepto del campus es el de un campus vertical con un objetivo muy claro: convertirnos en el punto de encuentro de la empresa, la tecnología y la academia. Esas tres vías, en muchas ocasiones, parecen distanciadas, porque a las universidades a veces nos cuesta tener esa agilidad para adaptarnos a las necesidades de la empresa. Nosotros queremos resolver ese gap tradicional, incorporando la empresa al campus, para que conviva con el estudiante, y que esa convivencia genere sinergias de manera orgánica. Nuestro modelo académico se basa en una filosofía “maker”: queremos que nuestros estudiantes participen en proyectos con empresas desde el primer año, proyectos reales y retos que nos plantean estas compañías en un entorno seguro como es el académico. De hecho, pueden permitirse el lujo, por así decirlo, de plantearnos esos retos para que sean nuestros estudiantes quienes los resuelvan, presenten a las empresas esas soluciones como si fueran clientes y que la empresa incluso se incorpore en la calificación final de sus estudiantes.

Lo importante aquí es cómo a través de esos retos generamos situaciones de aprendizaje colaborativo e interdisciplinar. Incorporamos situaciones de diferentes áreas, incluso de diferentes facultades, porque en el entorno profesional es lo que se van a encontrar nuestros estudiantes cuando se incorporan a la empresa. Van a trabajar con compañeras de Derecho, con gente de marketing y de innovación, con ingenieros de datos, un entorno profesional cada vez más diverso.

La Facultad de Business & Tech es la primera facultad en España que aúna las titulaciones de empresa   como ADE, Marketing o Derecho, por ejemplo, con titulaciones tech orientadas a la incorporación de perfiles tecnológicos a la empresa. Hablo de ingenieros matemáticos, físicos, ingenieros informáticos, inteligencia artificial, que es uno de los grados que tenemos en esta facultad, y que fuimos una de las primeras universidades en promoverlo.

La consecuencia de todo ello es que los estudiantes de derecho, cuando egresan, tienen competencias digitales, han participado en hackatones, han trabajado en laboratorios tech para programar, para tener certificaciones, incluso, con empresas como Google.

Definidnos en un minuto el evento que organizáis esta semana, y ya que estamos en la planta de empresas y emprendimiento, como si esto fuera un pitch elevator

María. Este evento consiste en que ofrecemos a todos los estudiantes de la Red ELSA de toda Europa que vengan a nuestra universidad para participar en un programa formativo durante una semana, que en nuestro caso es sobre derecho y tecnología. A parte de poder asistir a las clases y a la charla sobre derecho y tecnología, que luego les damos un certificado, también es una vía para conocer a gente de toda la Red ELSA en todos los países. También preparamos planes sociales y planes culturales para que puedan disfrutar de Madrid.

Paola. También visitaremos el ICAM, el Congreso de Diputados, la Asamblea de Madrid y a ser posible vamos a intentar que nos reciba el alcalde.

Mª Luisa, la UAX Business & Tech se mete hasta las trancas en este evento…

Mª Luisa. Así es, la Asociación de Estudiantes de Derecho, han sido colaboradores durante cuatro años, y nos pidieron ayuda. Nos hacía falta el empuje estudiantil, lo que es el movimiento de asociación vinculado al ámbito del derecho, porque nos interesa impartir materias que estén vinculadas con la realidad y nos permite organizar visitas a embajadas, organismos públicos, Tribunal Supremo o Constitucional.

Esta Facultad Business & Tech de UAX está incluida también la palabra “Law”, porque queremos dar una formación del “nuevo abogado”, del “off counsel”, del que va a prestar un asesoramiento: tenemos compliance, ciberseguridad, un montón de materias que van asociadas a empresas donde es necesario que el ingeniero se entienda con el legal, y eso vivido desde el primer año de Grado.

Juliana. La inteligencia artificial es un tema que se está moviendo muchísimo en Europa y en el mundo. Y a partir de ahí vienen dos componentes: uno de innovación y otro de actualización. Innovando y actualizando en temas de abogacía y tecnología que tocan con políticas nacionales e internacionales. Nuestros ponentes no solo son de la Unión Europea: tenemos ponentes de Reino Unido, ponentes de México y Colombia… Queremos ofrecer una visión integradora desde Europa mirando al mundo.

Mª Luisa. Y añadiría que también queremos dar cobertura a lo que ya nosotros tenemos en nuestras venas, que es la parte de investigación en las nuevas áreas jurídicas. Por ejemplo, recientemente estaba con profesionales, abogados y profesores de la Complutense, y me decían que hay muy poca gente todavía que en la materia procesal se esté metiendo en inteligencia artificial, aunque parezca mentira. Para nosotras es importante el factor networking, potenciar y ampliar nuestra red de convenios con otras universidades

Habladnos de los contenidos de vuestro plan docente. ¿Se adaptan a la realidad que existe en el mercado de servicios legales?

Mª Luisa. El año pasado me pidieron como jefe del grado de derecho que ideara una modificación del plan de estudios, que era de 1999. Entonces era el clásico plan de estudios, aunque ya incluimos materias transversales como comunicación oral y escrita, inglés 1 y 2, etc. En línea con la propuesta de valor de la facultad, que integra las áreas de negocios y tecnología, propusimos que desde primero se fueran incorporando asignaturas que van formando a ese jurista integral con la parte de tech. ¿Qué asignaturas son esas? Por ejemplo, Informática, que les enseña las aplicaciones tecnológicas que vamos a utilizar los abogados. Sustituimos comunicación oral y escrita por “Legal English”, y tenemos una asignatura en segundo, por ejemplo, que es “Fundamentos de Derecho Tecnológico”. Aprovecho también para decir que hay asignaturas que se imparten en inglés como cumplimiento normativo y gestión de proyectos legales.

Junto con lo que es el título oficial tenemos un título propio que se llama “Legal Tech”, que es un certificado que nuestros estudiantes van sacando poco a poco, que incluye un trabajo final de la titulación y también certificados profesionales que impulsen desde el minuto uno su incorporación al mercado laboral, como los de Google, el de la universidad Queen Mary of London, sobre Cloud Computing Law, y luego tenemos la UAX Skill School, que de manera transversal equipa a todos los estudiantes de UAX en competencias que está demandando el mercado, como comunicación, liderazgo, pensamiento analítico y disruptivo.

Lo cierto es que me estáis contando cosas impresionantes, pero os tengo que preguntar si ha habido algún tipo de resistencia hacia estas ideas tan innovadoras.

Mª Luisa. Sorprendentemente tengo que decirte que la modificación de la memoria salió a la primera. Pensábamos que íbamos a tener reticencias por parte del órgano evaluador de la memoria, pero no fue así. Y por parte de los estudiantes tampoco hubo resistencia porque creo que es lo que ellos están demandando. Además, para hacer toda esta transformación hemos pedido opinión a las empresas, les hemos preguntado qué están buscando hoy en día para alinear nuestra formación a sus necesidades de talento.

Me sorprende hasta cierto punto todo lo que me contáis porque, desde fuera, Alfonso X el Sabio, como institución, parece muy tradicional. Esa tradición va en el propio nombre.

Mª Luisa. Lo somos en cuanto a que desde nuestra fundación hemos mantenido nuestro objetivo de ser la universidad de la empresa, pero eso al mismo tiempo es lo que ha hecho que siempre hayamos tenido ese punto de modernidad. Ser la primera universidad privada española es importante y ayuda también a tener ese espíritu innovador. La apuesta de nuestro presidente Jesús Núñez fue muy ambiciosa. Pronto cumpliremos  30 años y creo que nuestra historia muestra que tradición y modernidad son compatibles.

Paola, con vuestra visión del colectivo ELSA Spain, ¿detectáis una brecha entre universidades públicas y privadas? Dicho de otro modo: ¿Creéis que estudiar en UAX Business & Tech supone para vosotras una ventaja competitiva frente a estudiantes de otras universidades que no han incorporado estas materias a su plan docente?

Paola.  Se nota muchísimo. Por ejemplo, cuando acudo a los encuentros de CONEDE (Consejo Nacional de Estudiantes de Derecho) en los que nos juntamos con gente de toda España me preguntan por lo que ofrece UAX, por los tipos de programas y certificados, y hay mucha diferencia. Te lo digo sin querer desprestigiar a ninguna universidad.

Volvamos a la Summer School, en la que habéis organizado diversas sesiones entre las que quiero destacar las vinculadas a Justicia y a Compliance.

Mª Luisa. Evidentemente derecho y tecnología tienen que ir de la mano además de las novedades legislativas. Tenemos un RD 6/2023 que recientemente ha entrado en vigor y que aborda la eficiencia procesal y digital. Por lo tanto, Justicia es un sector que se está modernizando a pesar de ser un sector público.  Luego lógicamente nos tenemos que enfocar en la parte de la empresa, porque también es la forma de transmitir a nuestros estudiantes ese nuevo ámbito de un operador jurídico que no es tan tradicional, que no solamente va a ir a los tribunales.  Creo por otro lado que una buena práctica de prevención de los riesgos en los que puede incurrir una empresa en materia de ciberseguridad es fundamental. Por lo tanto, podemos decir que Justicia y ciberseguridad van de la mano,

Juliana. El punto de partida de la Summer School fue integrar el derecho público y el derecho privado. Actualmente en derecho público la inteligencia artificial aparece en la administración pública o la de Justicia, y también se están manejando aquí políticas de regulación. Y por parte del derecho privado se están moviendo muchísimo las empresas, por lo que hemos integrado distintos ámbitos dentro de ellas.

Creo que traéis como ponente a alguien muy importante que intervendrá en una conferencia sobre la transformación digital en la Justicia colombiana. ¿Nos hablará de la herramienta Pretoria?

Juliana. Así es. Vendrá el vicepresidente del Consejo de Colegios de Abogados de Colombia, el profesor Manuel Rad. Y seguro que nos hablará de Pretoria, que es la versión colombiana de la argentina Prometea.

Me parece muy interesa la conferencia que habéis organizado ciberseguridad corporativa y protección de activos digitales. ¿Que habéis preparado?

Juliana. Las empresas están teniendo grandes dificultades porque todo el mundo les habla de ataques, de que están muy expuestos, pero lo cierto es que las empresas no saben qué hacer, fundamentalmente porque no saben lo que tienen. Por ello queremos primero contar qué es un activo digital y cómo se puede proteger. Es una sesión interesante para los estudiantes que van a hacer prácticas en departamentos legales de empresa, ya que pueden decir al CEO de la compañía que en este mapeo que la empresa tiene estos activos que tiene que proteger y cómo lo van a hacer. Ten en cuenta que el formato de las conferencias será tipo workshop, con una duración de unos 20 minutos. La idea es que sean sesiones muy participativas, donde se debata y se interactúe.

También abordaréis la figura novedosa de los cloud workers, muy en boga como nuevo modelo de relaciones laborales.  

Juliana. Aquí queremos poner el debate sobre la mesa. Y esperamos que a partir de esta conferencia se nos escuche, porque España es el único país en Europa que no tiene regulada la cuestión de los autónomos digitales. Aquí los autónomos siguen siendo autónomos, y cualquier creador de contenido digital o cualquier trabajador digital no tiene otra vía que irse a abrir su empresa a Estonia.

Mª Luisa. Como ves, la organización de la Summer School viene de la mano de profesores expertos en investigación, que hablamos inglés y que estamos alineados con todas las tendencias novedosas que vienen en el mundo del derecho. Queremos que nuestros estudiantes sean open minded y potenciar su internacionalización.

Se comenta que cada vez hay menos estudiantes de Derecho… ¿estáis de acuerdo?

Mª Luisa. Derecho es una carrera clásica, quizá no esté tan demandada como ADE, pero vemos que hay cada vez menos estudiantes de Derecho puro y sí Derecho con doble titulación.  Es decir, no hay menos estudiantes de Derecho, lo que pasa es que con estas tendencias habrá un cambio porque el estudiante de Derecho necesita ver aplicabilidad y usabilidad de lo que está estudiando. Y es que las carreras de Derecho eran muy teóricas.

También se comenta que el mundo legal es muy poco atractivo para la generación más joven. Se dijo en un evento organizado por el área People & Culture auspiciada por el Global LegalTech Hub que es necesario generar marca para que este sector sea más sexy.

Mª Luisa. Quizá haya que hacer una llamada de atención a las grandes firmas porque hay veces que la entrada en el mundo jurídico es difícil. Es poco atractivo porque la entrada en el mundo laboral es muy compleja: grandes y fuertes estructuras donde además hay una clara jerarquía. Y si hablamos de pequeños despachos resulta que al abogado en prácticas muchas veces no le pagan ni un céntimo. Eso no ocurre con estudiantes de ingeniería, por ejemplo.

Paola. En mi caso, empecé con Derecho pero luego pasé al Doble Grado con Relaciones Internacionales porque sentía que Derecho únicamente lo veía muy pequeño, me hacía falta algo más. Confieso que no soy una alumna 10 pero quizás otras cosas se me dan mejor: el tema de proyectos, gestiones, trabajar en equipo. Todas esas cosas me motivan y se me dan fenomenal.

Es que estás identificando algunas de las habilidades que más demandan las empresas…

Paola. Justamente. En una feria de empleo de UAX estuve hablando con mucha gente y les dije estoy haciendo esta carrera, pero que se me da fenomenal trabajar en proyectos, en equipo. Quizás lo mío no sea la abogacía pero estoy segura de que en empresas grandes tendría más facilidad a la hora de incorporarme y aportar valor.  

María. A mí el Derecho me gusta, pero creo que es necesario complementarlo. Aumenta muchísimo más tu formación y te especializa, y eso es muy importante.

¿La generación Z tiene la sartén por el mango a la hora de elegir su destino profesional?

Mª Luisa. Creo que el estudiante tiene el mundo en sus manos, sobre todo porque la mayoría de las profesiones que vamos a conocer en los próximos años no están creadas. Pero sí que es verdad que se tienen que dejar acompañar, y nuestra experiencia de mentorización por el mundo empresarial es muy importante, como también lo es la tutorización de los profesores. En UAX somos una pequeña gran familia en la que conocemos a los alumnos como Paola, María y también a sus familias.

Cantaba Sabina que las niñas ya no quieren ser princesas, y parece que esta generación Z no quieren llegar a ser socios de despachos, buscan otros alicientes, otro retorno.

Mª Luisa. los estudiantes de primero a veces vienen muy desorientados, con mucha desinformación y mucho estereotipo. les preguntas y no saben por qué hacen las cosas, y además vienen con un bagaje muy clásico La figura de joven rebelde aparece en cuarto, cuando de repente han madurado y han visto que se pueden comer el mundo y que el mundo está a sus pies siempre que se formen. Lo que da el mundo universitario es visión crítica del mundo, que no es lo que me cuentan, sino es lo que yo vivo.


Artículo de José Mª Fernández Comas publicado en https://www.derechopractico.es/la-tecnologia-esta-transformando-la-forma-de-ejercer-la-abogacia-no-lo-decimos-nosotros-lo-dicen-en-la-universidad-uax-business-tech/