• 24/04/2024 20:37

“Hay un muro invisible entre los colegios y el Derecho”: Women in a Legal World acerca el Derecho a los colegios con su proyecto formativo Conoce(De)

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos, 42 segundos

(En la imagen principal, Beatriz Palmer CastellóCarla Pla Díaz y Martina Spaccesi, de Women in a Legal World, hablando con los alumnos del Colegio Helios, de Valencia)

El equipo de Derecho Práctico tuvo el otro día una conversación muy cercana con Mercedes de Prada y Nuria Ros. Fue por videollamada, pero parecía que estuviésemos sentados en la misma mesa. La directora académica del Centro de Estudios de Garrigues y Responsable de la Comisión de Formación de Women in a Legal World (WLW) y la Coordinadora Young de la Comisión de formación, respectivamente, nos hablaron de los dos proyectos académicos que comparten: Conoce(De) y el Programa de Mentoring.

Al inicio de la conversación, asentamos algunas de las dificultades que enfrenta la carrera de Derecho para ser escogida por los estudiantes de bachillerato: no hay asignaturas preambulatorias de Derecho en los colegios y muchos jóvenes llegan a la Universidad sin conocer nada sobre este ámbito social tan importante. A su desconocimiento se suman los estigmas que envuelve a la carrera: mucha información, mucha memorización y mucho aburrimiento. Cuando, en el fondo, se trata de una carrera que, según Mercedes, es muy creativa, muy práctica y para nada aburrida. Lo que sí requiere es una vocación similar a la de la carrera de Medicina: la ambición de prevenir problemas y curarlos, esto es, asumir la responsabilidad de muchas vidas (de su patrimonio, su familia, su protección, etc.)  y participar en la optimización de la sociedad. Esta percepción, claro está, reclama una perspectiva que, a veces, los jóvenes no consideran en el momento y puede llegar cuando ya es tarde para retractarse, lo que nos priva de posibles juristas llenos de talento.

Aquí entra en juego Conoce(De), un proyecto de la Comisión de Formación de WLW que orienta académicamente a los estudiantes de primero y segundo de bachillerato para que valoren bien qué implica estudiar Derecho. Esto no siempre es fácil. Partiendo de su experiencia asistiendo a colegios para dar charlas como directora académica del Centro de Estudios Garrigues, Mercedes nos explica que “hay un muro invisible entre los colegios y el Derecho”. No hay ninguna información sobre lo que significa trabajar en el ámbito jurídico ni sus salidas. Para afrontar esto, piensa que es importante contar con caras de jóvenes abogados y juristas que hablen el mismo lenguaje de los estudiantes de bachillerato y despierten su interés.

Y en eso consiste Conoce(De). En personas jóvenes que, estudiando una de las carreras más bonitas y humanas que existe, animan con su experiencia a estudiantes un poco más jóvenes a obtener toda la información necesaria para poder elegir e integrarse en el mundo del Derecho.

Nuria, como Coordinadora Young de la Comisión de Formación de WLW, aporta mucha perspectiva en este sentido. Nos cuenta de primera mano la emoción que le despierta estar tan involucrada en un proyecto como Conoce(De). No solo por la identificación que le evoca el haber sido una estudiante de bachillerato que no contaba con toda la información para tomar una decisión formada sobre su carrera profesional, sino también porque es un proyecto que se nutre de la voluntariedad de las socias de WLW. Que son muchas, dice Nuria. Son ellas las que se ofrecen a ir a los colegios de su infancia para promover sus conocimientos sobre la carrera de Derecho y sus experiencias al ejercer la profesión.

Empezaron con el proyecto a inicios de febrero, tras acudir al colegio Helios, en Valencia. Desde entonces, han ido a más. Normalmente, se ponen en contacto con la escuela y escuchan sus necesidades para realizar una sesión lo más personalizada posible. Cuando acuden a impartir sus charlas, suelen seguir una estructura que consiste en dar una introducción objetiva sobre la carrera de Derecho, hablando de las asignaturas clave de la carrera; luego dan a conocer las salidas que hay más allá de ser abogado o juez; después las asistentes narran sus vivencias propias; y, finalmente, dinamizan la jornada con actividades grupales que, en función de la creatividad de la socia, puede ir desde analizar una noticia de actualidad y analizar sus relaciones con el Derecho, hasta hacer un simulacro de juicio.

En estos coloquios también entran algunas preocupaciones que atormentan a los jóvenes, como la disrupción de la inteligencia artificial. ¿Va a sustituirnos?, tienden a preguntar. Mercedes nos cuenta que ante esta situación explica lo mucho que aportan las herramientas de IA al Derecho, y anima a pensar en que es una ventaja que pueden aprovechar “aquellos que quieren llegar más alto”. Esto, sin duda, debe estimular a los jóvenes más ambiciosos, más críticos, más curiosos y con más ganas de aprender. También se sienten atraídos por la actitud probono de las universidades, que animan a los estudiantes de primer año a colaborar con clínicas jurídicas y parroquias. Dice Mercedes que “no es un voluntariado al uso. Con la formación que tenemos y que proporciona el grado en Derecho, vamos a ayudar a las personas más vulnerables asesorando, acompañando, dando información de cómo, por ejemplo, pueden conocer sus derechos, homologar sus títulos, conocer qué tipo de contratos necesitan para afrontar algunas situaciones, cómo emprender, etc.”. Al parecer, a muchos estudiantes de bachillerato les atrae la idea de poder implicarse en estos casos desde el primer año de carrera. Y esa es la mejor forma de aprender, desde la realidad práctica.

Conoce(De) busca dirigir a jóvenes escolares hacia el Derecho, mientras que el proyecto de Mentoring aterriza directamente en las universidades y reúne a mentores y mentee para que aprendan entre ellos, una experiencia que Mercedes define de “Win to Win” a modo de una cadena de favores y amistad. Todos ganan en conocimiento, en información, en networking y, sobre todo, todos ganan en recuerdos imborrables, de manera muy recíproca . Fue el primer proyecto formativo de WLW, y lleva años conectando a mentoras y mentee en un ecosistema lleno de historias bonitas. Si Mercedes publicará o no un libro sobre estas relaciones tan especiales que se establecen entre mentor y mentee, es algo que esperamos saber en poco tiempo.

(María de la O Martínez, directora de innovación en Lefebvre Sarrut, y Lara Doval, amiga de WLW y LegalTech Trainee en Derecho Práctico, en el Mobile World Congress)

Lo que sabemos ya, por las ganas y ambiciones de Nuria, Mercedes y su equipo de WLW, es que Conoce(De) va a ser un éxito tan rotundo como su programa de Mentoring. Y es posible que de aquí unos años ese número de juristas talentosos que escasea aumente gracias a la difusión de conocimiento de ambos proyectos.