• 15/07/2024 06:47

Ferrán Sala, presidente de Global LegalTech Hub: “Los abogados se deben enfocar, cada vez más, en entender las necesidades de los clientes”

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos, 53 segundos

Ferrán Sala, Director General de vLex Europa, toma el testigo en la presidencia de Global LegalTech Hub, asociación sin ánimo de lucro de la que es socio-fundador. Gracias a su experiencia en vLex, compañía que es un referente en el ecosistema legal y tecnológico a escala global, tiene una visión muy holística del panorama actual de la industria, muy en línea con la visión fundacional del hub. En la siguiente entrevista, Ferran Sala nos cuenta sus primeras impresiones, retos y perspectivas, comenzando por la difícil tarea de igualar el listón de Laura Urquizu, que lleva en el cargo de presidenta desde los orígenes de GLTH, en el año 2020.

“Laura tiene el gran mérito de haber sido la primera, la que ha contribuido, en gran parte, a que esa idea inicial que tuvimos haya cristalizado. Valoro sobre todo su rigor, el empuje que tiene y su capacidad de gestión, identificando en todo momento cuáles eran las prioridades a seguir. Además, está su visión de la industria y su gran capacidad de influencia a todos los niveles. La verdad es que ha sido una gran presidenta y deja el listón muy alto para el que viene detrás. A pesar de dejar la presidencia, Laura ha manifestado su voluntad de continuar en la junta porque se siente a gusto, conectamos personalmente y trabajamos con el mismo objetivo y por las mismas inquietudes. En este sentido, nos sentimos afortunados de que siga con nosotros”.

Es curioso que el perfil de Red Points, donde Laura es presidente y CEO, guarda cierto parecido con vLex: ambas nacisteis como startups y, a día de hoy, se podría decir que habéis conquistado el mundo, especialmente el anglosajón, donde lideráis el ecosistema LegalTech.

“Sí, yo creo que aquí hay un punto de unión. Al final somos dos empresas que empezamos en el mercado español, remando río arriba, y hemos conseguido éxitos, tanto en una empresa como en la otra, a escala global. Creo que que hay un factor común que tanto a Laura como a mí nos ha llevado a aceptar la presidencia de GLTH, y es la voluntad de contribuir al proyecto desde nuestro conocimiento del mercado, desde nuestra experiencia, de tener una visión global del negocio, y sobre todo, de tener la voluntad e instinto de hacer las cosas que hay que hacer para sobrevivir, mejorar y alcanzar los objetivos marcados. Esto lo llevamos dentro como profesionales. Así que cuando surge la posibilidad de contribuir a que esta industria sea mejor y más próspera, es algo que nos sale de manera natural.

Realmente, esa experiencia de partir de startups que se convierten en multinacionales con presencia en el mundo anglosajón, os hace un perfil idóneo para presidir algo global.

“Sí, lo que es evidente es que las experiencias que tenemos gestionando nuestras organizaciones son realmente globales. Personalmente tengo la suerte de poder compartir con mis compañeros de vLex conocimientos del mercado americano, inglés o latinoamericano.

Ese conocimiento directo es algo bueno que puedo aportar. Y como decía, cuando eres una startup y decides remar río arriba en un sector con grandes empresas históricas, aprendes a sobrevivir, a conocer las necesidades de los clientes y a entender cómo funcionan los mercados, que es la base de tu supervivencia. Esto es lo que podemos aportar al hub: orientarnos a la rentabilidad y a lo que el mercado está demandando, a la vez que mantener la continuidad en nuestro objetivo fundacional.

Asumo la presidencia con un perfil y una experiencia diferentes a los de Laura. Aunque nuestras empresas operan en la misma industria, nuestros mercados son bastante distintos. Por eso mencioné anteriormente que la evolución actual del mundo LegalTech se asemeja más a lo que está haciendo vLex que a lo que está haciendo Red Points. Sin embargo, la experiencia de Laura sigue siendo tan valiosa como siempre”.

Uno de los retos más importantes desde vuestro nacimiento ha sido la profesionalización. Creo que, en este sentido, ha habido varios hitos desde vuestra creación. ¿Cuál ha sido el más importante? ¿Quizás la figura de Albert Ferré como CEO?

“Es evidente que Albert está haciendo un gran trabajo. Su dinamismo y capacidad de trabajo nos desbordan a todos. Gran parte el éxito o la notoriedad que estamos alcanzado se explica por él. En nuestra corta trayectoria, el hecho de tener a alguien gestionando el día a día fue un salto cualitativo. Además, el perfil de Albert, con su conocimiento, capacidad de emprendimiento, empuje y networking, es para nosotros un gran activo. Hay que reconocerlo, y se lo reconocemos en privado y en público.

En esta nueva etapa, nuestra tarea como junta es ayudar a Albert a cumplir los nuevos objetivos, consolidar el hub desde el punto de vista económico, y generar más recursos para poder proyectar más nuestro trabajo.

A pesar de que somos una asociación sin ánimo de lucro, sí que hay un punto de gestión empresarial para orientarnos a aquello que es rentable, para así poder tener los recursos que necesitamos”.

La globalización es un pilar del GLTH y un gran reto que afrontáis con éxito.

“Algunos de los miembros fundadores del hub han tenido éxito porque han sido empresas globales, como es el caso de Cuatrecasas. La misión fundamental y fundacional tiene que ser entender que el alcance de lo que hacemos es global. Hoy en día, la tecnología lo permite. Aunque el derecho es algo local, la economía y la sociedad son globales, y así debe ser también la práctica del derecho en menor medida. Como hub, tenemos que dar visibilidad y conectar con esta realidad”.

Y, ¿qué más tenéis pensado para crecer por esta vía global? ¿Quizá algún posible evento fuera de España?

“Como ya sabréis, hace poco tuvimos un evento exitoso en Italia y actividades previas en Latinoamérica, donde también hay interés en el LegalTech. La industria se concentra en los mercados americano, británico y europeo, y luego en el latinoamericano; como hub, debemos esforzarnos en expandirnos a estos mercados.

Sin embargo, aunque nuestro objetivo aspiracional puede ser estar presentes en Estados Unidos, Europa y Latinoamérica son nuestras prioridades actuales. Seguramente podríamos explorar hacer otros eventos en territorio europeo, ya que es algo relativamente sencillo por proximidad geográfica y porque algunas de las empresas pueden también ser comunes en otros países de Europa.

En el caso de Latinoamérica, hablamos de mercados menos maduros que el europeo y mucho menos maduros que el americano. Ahí como hub también tenemos la oportunidad de dar visibilidad a la incipiente industria LegalTech. En Reino Unido, por otro lado, hay muchos eventos como el Legal Geek, o organizaciones como UKLTA. Como hub es evidente que queremos estar ahí y, seguramente, hay que llegar a colaboraciones con alguna de las iniciativas allí presentes.

Recientemente, hablamos con Emilio Martínez, socio de Cuatrecasas. Nos dijo lo siguiente sobre GTLH: «Se han consolidado, creo que les toca crecer, tienen un posicionamiento ya relevante no solo en España sino también a nivel internacional. Y lo más relevante para mí, y creo que esto lo van a ir abriendo más, es que el concepto de LegalTech se quedará corto.» ¿A qué crees que se puede referir Emilio? ¿Coincide con algunas ideas que estáis barajando vosotros dentro del GLTH?

“Entiendo lo que dice. La necesidad de abrir miras es común en otras asociaciones. La industria LegalTech está en un momento trascendente y transformador. Por ahora, debemos ceñirnos a lo que fundacionalmente somos, sin renunciar a abrir nuestra visión al futuro. Entiendo lo que dice y, seguramente, en la definición de LegalTech cada vez veremos más cosas porque habrá sobre especialización y porque la tecnología va a permitir abrir otros campos. Pero yo creo que nuestro foco tiene que ser el que tiene que ser. Vamos a seguir trabajando en la globalización, y una vez eso lo tengamos funcionando, una vez tengamos consolidado el hub, una vez hayamos generado recursos adicionales para tener más proyección, seguramente, estaremos abiertos y en disposición de hacer cosas nuevas. En este sentido, estamos hablando con la gente de la organización del Mobile World Congress para que en el marco del MWC haya un vertical dedicado a la innovación y la tecnología en el ámbito legal. Y hablando de crecer a lo ancho, en los últimos meses hemos abierto las áreas de ESG, Access to Justice y Talent & People del GLTH.

¿Nos puedes contar más sobre el evento con Richard Susskind y directivos legales de grandes empresas que tuvo lugar el 4 de julio?

“Organizamos el primer evento del ciclo exclusivo llamado #GLTHedge en Madrid en colaboración con la facultad de derecho de ESADE, Cuatrecasas y vLex. El objetivo era conectar a Richard Susskind con 20 líderes de asesorías jurídicas de grandes empresas. Fue un evento reducido, pensado en hacer preguntas al profesor Susskind y contribuir al debate sobre qué está pasando con la tecnología, no solo entre los despachos de abogados sino también en el ámbito corporativo. Estamos muy satisfechos con el resultado del evento y repetiremos el formato. Estamos empezando a tener una marca y un posicionamiento que nos permite ponernos en contacto con los principales referentes mundiales de la industria como Susskind, que nos ayudan a entender mejor qué está cambiando en el mundo y por dónde van a ir los tiros. Y ese es el valor que tiene que tener el hub: hacer posible lo imposible.

¿Qué pasará con el concepto LegalTech? ¿Se está convirtiendo en aburrido, en previsible?

“La industria está cambiando de verdad. Durante el evento, el profesor Susskind destacó que la automatización y la adopción técnica de la tecnología transformarán completamente el sector legal para 2030. Esto implica que la profesión del abogado debe enfocarse más en entender y satisfacer las necesidades de los clientes, en lugar de solo preocuparse por los procesos jurídicos y la tecnología. Todavía estamos viendo cómo hay organizaciones que no están aprovechando la tecnología como elemento de productividad y diferencial, y únicamente lo asocian al posicionamiento de marca. Pero el cambio ya está aquí. Es progresivo. Entonces, si hablar de LegalTech puede parecer aburrido, quizás debemos empezar a hablar de innovación. En todo caso, creo que industria va a cambiar en un año, en dos, en tres, en cuatro o en cinco, pero no mucho más que eso. Y lo que nos toca es encontrar el camino que nos ayude a ser relevantes, y a seguir apartando valor. La industria Legal tiene que funcionar bien, y tiene que hacer un upgrade de la mano del legaltech, porque al final somos las herramientas que están ayudando a que haya una sociedad próspera.


Artículo de Pablo Yannone publicado en https://www.derechopractico.es/ferran-sala-presidente-de-global-legaltech-hub-los-abogados-se-deben-enfocar-cada-vez-mas-en-entender-las-necesidades-de-los-clientes/