• 17/04/2024 08:00

“En la Procura, ante un negocio cada vez más complicado, hay que ser cada vez más eficiente”

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos, 1 segundos

Cano Lantero Procuradores es un reconocido despacho de profesionales de la procura de Madrid que destaca por su vocación de servicio excelente, además de por encontrarse en unos niveles encomiables de digitalización y automatización de procesos.

Su socia directora es Adela Cano, una profesional innovadora y proactiva que comparte con nosotros que en el despacho trabajan desde 2017 con Kmaleon, software para automatización de la gestión procesal. Además, es un caso cada vez más habitual de proactividad con los proveedores legaltech, ya que, como nos comenta Justo López, director de Estrategia y Desarrollo de Negocio de Kmaleon, “siempre que sacamos una mejora o una nueva funcionalidad en nuestra herramienta, Adela es de las primeras en sumarse en su implantación en el despacho. Además, no es sólo que sea la primera, sino que siempre nos ha aportado feedback de gran valor. Nuestra relación cliente-proveedor es muy provechosa en ambos sentidos”.

Por todo ello queremos conocer cuál es la experiencia y beneficios que ofrece Kmaleon a este despacho de la mano de Adela, que no sólo es una brillante procuradora, sino también es experta en los más minuciosos procesos implícitos a esta profesión.

P. ¿Cuáles fueron los motivos y cómo fue el proceso de adopción al programa? ¿Cumplió tus expectativas?

R. En el despacho teníamos la necesidad de acometer un cambio tecnológico acorde con las nuevas circunstancias y necesidades de la profesión, y, entre las varias opciones disponibles, apostamos por Kmaleon cuando comprobamos su potencial, y que, además, era el sistema que estaban incorporando despachos de procuradores que me parecen de máxima confianza.

Kmaleon está cumpliendo las expectativas totalmente. Es cierto que los primeros seis meses fueron difíciles, puesto que, al venir de un programa menos actualizado, hubo que implementar cambios en el despacho. No obstante, tras este periodo de adaptación, el despacho es más ágil y eficiente en todos sus procesos.  En definitiva, Kmaleon ha cumplido con nuestras expectativas.  Además, estoy segura de que podríamos sacarle aún más partido con algunos desarrollos.

P. Desde que habéis decidido invertir en la tecnología de Kmaleon, ¿ha crecido el despacho? ¿Nos podrías contar otro tipo de acciones que lleváis a cabo para ganar en eficiencia?

R. Actualmente tenemos 14 licencias y somos 13 usuarios. En los últimos 5 años, que es lo que llevamos utilizando Kmaleon, hemos crecido y le damos más uso al programa. En su momento, empezamos con 10 licencias.

Probablemente somos el único despacho en Madrid en el que el equipo de profesionales que comparece en Juzgado o en Sala lleva consigo una Tablet, compatible y con pleno acceso pleno al programa.  Esto supone una grandísima eficiencia.  En definitiva, el despacho y toda la información nos acompaña a todas partes. No utilizamos ni necesitamos papel, salvo de forma absolutamente residual.  

P. Como comentábamos, has participado activamente en muchas mejoras que se han introducido en Kmaleon, además de ser consumidora de casi todos los extras con los que contamos. ¿Qué es lo que más valoráis en este sentido?

R. Soy muy partidaria de la tecnología. No concibo ya el presente profesional ni, incluso, el personal sin las ventajas que la tecnología nos ofrece. Como señalaba, es uno de los factores que nos ha permitido crecer en los últimos años: la agilidad que nos da a la hora de trabajar desde cualquier parte es un muy importante factor diferencial.

Valoramos que las inversiones se traduzcan en un beneficio. Si se desarrolla una nueva funcionalidad que potencialmente va a traducir mejoras en tiempos de respuesta o en hacer los procesos más ágiles, por supuesto, nosotros queremos experimentarla.  Hace poco, por ejemplo, contratamos el servicio excellence.

Ahora estamos a la espera de nuevas funcionalidades en términos de Inteligencia Artificial. Tengo muchas esperanzas en la aplicación de la Inteligencia Artificial para leer e interpretar las notificaciones judiciales. Si bien es cierto que el tema es delicado, tenemos la filosofía de la ultra seguridad como nota esencial. Si con la Inteligencia Artificial, en un futuro, primero lo ve la “máquina” y luego las personas, sería un gran paso adelante.

P. En cuanto a la parte humana de Kmaleon, ¿cumplió también las expectativas?

R. Lo que vas buscando cuando evalúas este tipo de programas es no equivocarte en la decisión. Es, además, una inversión en tiempo. En lo que respecta a la parte comercial, ayudó mucho, pudimos probar el producto y vimos que servía para cubrir nuestras necesidades.

El trabajo de los procuradores es de mucha precisión en el traslado de la información que se recibe de los Juzgados; es importante que la atención sea inmediata para que los letrados directores de los procedimientos dispongan de todo el tiempo posible para pensar en sus estrategias.  El tema del servicio es por ello una prioridad en nuestro Despacho. Nunca hemos tenido que interrumpir el envío de notificaciones judiciales; lo que es importantísimo. El programa nunca ha fallado en este aspecto.

De lo que se trata es de que los abogados confíen plenamente en el Despacho; que sepan que no vas a fallar y que todo está bajo control. Y cuando sabes que el servicio no falla, eso te da mucha tranquilidad a ti, y los abogados lo perciben. Al final, lo que quieren nuestros clientes es tratar con un procurador que trabaje bien y que sea de confianza, y eso es lo que intentamos nosotros todos los días y por todos los medios, y en esta tarea la tecnología es nuestro principal aliado.