• 29/05/2023 06:59

«Comprender qué puede conseguirse y qué no mediante el uso de tecnología computacional y el porqué es muy útil para las profesiones jurídicas»

Tiempo estimado de lectura: 7 minutos

Emili Mata es flamante General Manager de Atomian para Europa, y hablamos con él para que nos cuente los próximos objetivos y retos de esta compañía que automatiza la comprensión y extracción de información de la documentación legal. Emili es ingeniero informático con sólida trayectoria en dirección de empresas, planificación estratégica y desarrollo de negocio, y ha pasado los últimos 20 años liderando equipos y creando canales de comercialización internacionales con especial foco en innovación tecnológica para la mejora de procesos e inteligencia artificial. Como vemos cada vez más en los perfiles tecnológicos, suma una fuerte visión comercial y habilidades en la toma de decisiones, negociación, resolución de conflictos y un enfoque centrado en las personas. Amante del mar y practicante de vela, es ávido lector de novela negra nórdica y anglosajona y muy fan del cine y las series de corte fantástico, terror o thrillers desde Nosferatu y los Drácula de Terence Fisher para Hammer hasta series como Westworld, The Outsider y Breaking Bad. Sepamos, pues, qué se ‘cocina’ en Atomian.

Emili, como decíamos en la introducción, cada vez vemos más perfiles tecnológicos con mucho foco en el negocio. Recordamos uno de los últimos, Juan Reina, director general de Reclamador.es desde el pasado enero.

Sí, creo que es necesario enfocar la propuesta de valor que se ofrece a las empresas desde una comprensión sólida de la tecnología. Ser capaz de entender las necesidades del negocio y de hacer la conexión con las capacidades reales de una tecnología es la clave para el éxito comercial. Solo así se puede asegurar la aportación de valor al cliente al tiempo que se gestionan adecuadamente sus expectativas y satisfacción.

Comenta una frase que compartió Miquel Montero, fundador de Atomian (muy pronto publicaremos su experiencia en USA), hará un par de años: «La IA es muy bonita, pero un software de negocio debe tener impacto en la cuenta de resultados»

Absolutamente de acuerdo. Aunque estoy muy al día de los avances que se realizan en la IA, nunca me ha interesado profesionalmente la tecnología como ejercicio retórico o su espectacularidad en titulares o redes sociales. La IA, como el resto de las tecnologías, debe tener una aplicación directa en mejorar las personas en sus facetas profesional y humana.

Cuáles son vuestros planes de crecimiento en Europa y qué planes tenéis en otros territorios.

Nuestro foco inmediato está en España, lógicamente y, debido a nuestro enfoque cognitivo, a los mercados que hablan las lenguas que ya dominamos: castellano, catalán e inglés. Por ello, tenemos ya implantación desde hace meses en Estados Unidos, con oficinas en Nueva York y Baltimore, donde hemos despertado el interés de clientes y partners. De hecho, ya estamos desarrollando soluciones basadas en nuestra IA, muy enfocadas al sistema legal y judicial de USA. En el ámbito del continente europeo, tras España vendrán Gran Bretaña e Irlanda.

Tras visitar vuestra web, vemos que la computación cognitiva es uno de los pilares de vuestro proyecto. Explícanos en qué consiste.

La computación Cognitiva, o IA Cognitiva, es uno de los enfoques para afrontar la necesidad de permitir a las máquinas la comprensión de su entorno de forma eficiente. Existen dos formas principales de hacerlo: A través de creación de modelos matemáticos que permitan predecir un resultado o conclusión a partir de una información recibida; o bien a través de crear un modelo de conocimiento a base de representar conceptos como unidades elementales del saber relacionadas entre sí en muchos niveles.

La primera aproximación (machine learning y sus evoluciones) es muy eficiente para las situaciones en que tratamos datos estructurados y necesitamos obtener un resultado entre una serie de posibilidades; por ejemplo, el riesgo de impago en un cliente de una entidad financiera.

Con la segunda aproximación, la cognitiva o simbólica, se pueden desarrollar sistemas que sean capaces de comprender todos los conceptos existentes en una fuente de información (por ejemplo, un documento escrito), y procesarlos de manera deseada, extrayéndolos o anonimizándolos.

Aunque lleva tiempo crear un modelo de conocimiento suficientemente grande para que sea utilizado en procesos empresariales, su efectividad y grado de versatilidad al procesar información no estructurada, hacen de la IA Cognitiva un acercamiento ideal para su aplicación en textos complejos, especialmente en documentos legales o técnicos.

Nuestras soluciones parten de un desarrollo de un modelo de conocimiento propio, basado en conceptos básicos (a los que llamamos átomos, y de ahí nuestro nombre Atomian) que nos permite comprender textos escritos, lenguaje en castellano, catalán e inglés. También, en aplicar pequeñas piezas especializadas de software capaces de reconocer datos complejos (nombres de personas, de empresas, direcciones, importes, hitos, fechas) y el rol o papel que dicho dato realiza en ese documento específico (denunciante, representante legal, propietario, vendedor, apoderado, prestatario, etc.). Ello nos permite extraer o anonimizar información de documentos muy variados y complejos con resultados y calidad muy cercanos al 100%.

Decimos muchas veces que el Derecho, al ser fundamentalmente texto (al menos, a día de hoy) es un caldo de cultivo excelente para la aplicación de tecnologías como procesamiento de lenguaje natural y aprendizaje automático. ¿Cómo se adapta la tecnología de Atomian a ese escenario?

Atomian ofrece una doble ventaja en el ámbito del derecho: Por un lado, hace más eficiente el trabajo de las organizaciones y profesionales del derecho, liberándolos de tareas repetitivas, sin valor añadido; y por otro, les permite disponer de la capacidad de creación que su trabajo requiere.

Durante mucho tiempo, la tecnología ha obligado a los profesionales a trabajar de forma tediosa para recopilar datos en los sistemas de información corporativos. Mediante el uso de la tecnología de Atomian, pueden dedicarse a tareas de mayor valor, al mismo tiempo que se asegura que los sistemas de gestión dispongan de la información elaborada necesaria para su funcionamiento.

En mi opinión, va siendo el momento de que las máquinas se adapten a la forma natural de pensar, expresarse y crear de las personas y no, como ha sido hasta ahora, que las personas tengan que adaptar su forma de generar nuevo conocimiento de forma que los sistemas de gestión corporativa lo puedan procesar.

Trabajáis fundamentalmente en los verticales legaltech y fintech. ¿Qué diferencia ves en el impacto de vuestra tecnología en cada uno de ellos?

Aunque la aproximación tecnológica sea similar, las integraciones con sistemas externos en cada caso son diferentes.

En Legaltech, los procesos legales en sus diferentes variantes requieren precisión en los resultados, comprensión e integración en el flujo de trabajo de los profesionales que les ayude a ser más eficientes sin crear disrupción y, de forma absolutamente crítica, que asegure la total protección de datos sensibles.

En el caso de Fintech, los documentos que se gestionan son muchos, muy diversos en forma, contenido y calidad, y proceden de fuentes muy variadas. Se gestionan cantidades importantes de documentos conforme van llegando de forma continua, o se acumulan en grandes lotes que deben ser resueltos en un espacio de tiempo limitado.

Hablemos de integraciones con otras soluciones. Conocemos casos en software de gestión legal. ¿Hay otras integraciones con otro tipo de productos? ¿Qué aportáis a cada una de esas herramientas?

Atomian aporta a las diferentes soluciones de fabricantes implantadas en el mercado la capacidad de extraer e incorporar a su sistema toda la información que llega a su cliente de forma no estructurada, habitualmente en documentos escritos.

Gracias a ello, el valor que ofrecen a sus clientes se incrementa, ya que les evita la necesidad de tener personas abriendo nuevos expedientes y registrando, completando o actualizando datos en el sistema de gestión. Mayor eficiencia, velocidad, más fiabilidad y total control del resultado.

Además, en ciertos casos, Atomian realiza de forma automática ciertas funciones previas o posteriores al tratamiento del documento, como puede ser su solicitud, descarga, validación, aplicación de lógica de negocio en los resultados obtenidos y generación de información elaborada a base de ello o en función del archivo del documento original.

¿Es importante en un proceso de integración con otras herramientas que seáis propietarios de vuestra tecnología?

Es muy importante, ya que nos permite poder asegurar totalmente las capacidades ofrecidas y los resultados obtenidos a lo largo del tiempo, así como incorporar mejoras y nuevas funcionalidades de forma muy rápida.

El hecho que no dependamos o estemos sujetos a posibles cambios no deseados, errores o incluso discontinuidad en el mercado de herramientas o tecnologías de terceros da mucha tranquilidad a las empresas propietarias de las soluciones con las que nos integramos como así también a sus clientes.

Explícanos un caso real de eficiencia para un despacho o departamento legal que emplee vuestra tecnología.

Se me ocurren diversos casos que podría mencionar y que ilustran las ventajas en tiempo, costes y calidad que obtienen con nuestra tecnología, pero me parece especialmente interesante mencionar el caso de una procuraduría que gracias a el uso de nuestra tecnología está pudiendo obtener nuevas oportunidades de negocio mediante la contratación de grandes paquetes de expedientes de sus clientes a un precio unitario preestablecido, y que serían difíciles de afrontar por los riesgos financieros asociados de no contar con el estricto control de costes y los tiempos y calidad que obtienen con el uso de Atomian.

Los porcentajes de calidad con Atomian superan el 99%, lo que les ha permitido hacer más eficientes sus procesos y ahorrar costes y tiempos, asegurando el servicio a su cliente y su margen de beneficio.

Es tu primera experiencia en sector legal: ¿Cómo cohabitas con los juristas?

Aunque el enfoque e integración de Atomian con el lenguaje y los procesos del sector legal es muy profunda, los conceptos, documentos y flujos de trabajo que manejamos no son nuevos para mí. Durante años he trabajado en sectores y funciones empresariales muy cercanos, como el de seguros, compliance, proveedores o recursos humanos. Estoy descubriendo que el sector legal, como otros, está muy sujeto a continuos cambios de todo tipo y la capacidad de adaptación y resiliencia de los profesionales del sector me parece fantástica y que les augura un muy buen futuro ante los nuevos retos que están por llegar.

¿Crees que un abogado en el mundo de hoy debe dominar lenguajes de programación? ¿O simplemente es necesario que entienda la lógica computacional?

No, no creo que el dominio de los lenguajes de programación deba de ser objeto de conocimiento de la mayor parte de los abogados, aunque ciertamente, aquellos que necesiten hacer uso de estos conocimientos para su ejercicio profesional deben adquirir la formación técnica adecuada.

Es un planteamiento que ya se ha dado con anterioridad en otras áreas de ejercicio profesional, como el de la salud, y que sólo tiene en cuenta el uso de IA basada en machine learning y otras técnicas basadas en modelos matemáticos entrenados. Estos modelos funcionan como verdaderas “cajas negras” y no permiten comprender el porqué de los resultados obtenidos, llegando a poder perpetuar sesgos e injusticias históricas procedentes de los datos y forma en que dichos modelos fueron creados.

El uso de tecnologías de IA explicables, éticas y transparentes elimina totalmente la inseguridad e indefensión y ofrece total confianza y control en el resultado de su aplicación en el entorno legal.

Por otro lado, y en un nivel más general, sí soy de la opinión que comprender qué puede y qué no puede conseguirse mediante el uso de la tecnología computacional y por qué es definitivamente útil para cualquier profesional de este sector.

13. ¿Cómo ves a Atomian dentro de cinco años?

Atomian será una empresa de referencia mundial en el tratamiento de textos escritos en español e inglés en cinco años.

Los indicadores apuntan a que el mercado del tratamiento de textos especializados no estructurados, especialmente en los ámbitos de Legaltech y Fintech, estará entrando en su madurez en España durante este año e inicios del próximo y que, en los próximos 2 o tres años, lo habrá hecho el resto de países de habla hispana.

En Estados Unidos estamos cogiendo tracción muy rápidamente. Se trata de un mercado ya maduro que acepta e incorpora las soluciones que demuestran resultados de forma muy rápida. En estos pocos meses hemos levantado el interés de diversos grandes clientes que ya han respondido con algunas necesidades de impacto transversal en el sector legal.

A día de hoy nos encontramos fantásticamente situados para dar respuesta a las necesidades de las empresas y los profesionales del derecho, así como colaborar con los fabricantes de soluciones sectoriales para incorporar las ventajas del tratamiento automático de documentos a sus productos.