• 21/05/2024 15:43

Persianas de aluminio y de PVC. ¿Cuándo es mejor utilizar unas u otras?

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos, 55 segundos

Las persianas enrollables son una excelente opción para controlar la entrada de luz y conseguir privacidad en hogares, oficinas o espacios comerciales. Sin embargo, muchas personas interesadas en instalarlas tienen dudas sobre cuál es el material material más adecuado. Teniendo en cuenta que existen dos materias principales, las de aluminio y las de PVC, vamos a ver, gracias a la colaboración del portal especializado persianasenrollables.org,  las características, ventajas y desventajas de cada una de ellas.

Persianas de aluminio: resistencia y durabilidad a prueba de todo

Las persianas de aluminio son, sin duda, la opción más duradera del mercado. Fabricadas con aleaciones de aluminio, estas persianas están diseñadas para soportar condiciones climáticas adversas, desde fuertes vientos hasta lluvias. Su resistencia al impacto y a los rayos del sol las convierte en una excelente elección para exteriores y áreas expuestas a la intemperie.

Esta durabilidad, además, no va en contra del diseño y la estética. En la actualidad, los fabricantes han desarrollado soluciones de persianas de aluminio que ofrecen una estética moderna y elegante, siendo muy populares entre los propietarios de viviendas y comercios.

Otra de las características de las fabricadas con este material es su eficiencia como aislante térmico. El aluminio repele el calor en verano y conserva el calor en invierno, reduciendo el consumo de energía. En el campo de la seguridad, las persianas de aluminio actúan como una barrera disuasoria contra robos y actos vandálicos al dificultar la entrada de intrusos. Otro punto a su favor.

Persianas de PVC: la opción económica y práctica

Las persianas de PVC (policloruro de vinilo), como las de https://persianasenrollables.org/persianas-de-pvc-20,  tienen un precio más económico que las anteriores. Por ello, son una alternativa más accesible y una opción muy popular para quienes tienen un presupuesto más ajustado.

No obstante, no hay que desmerecer este material, ya que también cuenta con unas características y un rendimiento más que interesantes. El policloruro de vinilo ofrece una buena capacidad de aislamiento térmico y acústico. Gracias a su composición de materiales plásticos, estas  actúan como una barrera eficiente contra el calor y el ruido, creando un ambiente interior más cómodo y tranquilo.

Otra de las ventajas que tienen estas persianas es que son más fáciles de instalar. Su peso ligero facilita el montaje, incluso para personas con poca experiencia en el bricolaje. Otra ventaja que tienen estas persianas es que son resistentes a la humedad, por lo que son una buena opción para zonas húmedas de interior como baños y cocinas. Y es que el PVC no se hincha ni se deforma por la acción del agua, lo que garantiza una larga vida útil en estos ambientes.

Comparativa entre persianas de aluminio y de PVC

Tanto las persianas de aluminio como las de PVC tienen, como hemos visto, sus propias fortalezas y debilidades. Mientras que las persianas de aluminio destacan por su resistencia y durabilidad, las persianas de PVC ofrecen un magnífico equilibrio entre propiedades aislantes y precio.

Pero, más allá de las propiedades, es esencial evaluar las necesidades específicas y el lugar donde se instalarán. Si se está buscando una solución para exteriores o áreas expuestas al sol, las de aluminio son la opción más adecuada. Si la prioridad es el aislamiento térmico y acústico en un ambiente interior, las persianas de PVC pueden ser la elección perfecta.

Otros aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de elegir entre unas y otras son:

Presupuesto: Si el presupuesto es ajustado, las persianas de PVC son una buena opción.
Clima: Las persianas de aluminio son ideales para climas extremos, mientras que las de PVC son adecuadas para zonas templadas.
Seguridad: Las persianas de aluminio ofrecen mayor seguridad, mientras que las de PVC son más fáciles de romper y, por tanto, protegen menos frente a posibles robos.
Estética: Las de aluminio ofrecen mayor variedad de colores y estilos, mientras que las de PVC tienen un aspecto más simple.

Una vez elegido el modelo y para conseguir el mayor rendimiento, es importante llevar a cabo una instalación adecuada. Para ello, es crucial medir de forma precisa, ya que en caso de no hacerlo bien habrá problemas relacionados con los ajustes, dificultades para subir y bajar persianas, o incluso daños en el mecanismo. El tamaño y forma de la ventana, el espacio disponible y cualquier otro obstáculo que pueda interferir con el movimiento de las persianas, como las manivelas, deben contemplarse antes de la instalación.

Como hemos visto, las persianas de aluminio y las de PVC ofrecen soluciones efectivas para controlar la luz y el calor en tu hogar o lugar de trabajo. La elección entre una u otra dependerá de tus necesidades específicas, las condiciones ambientales y tus preferencias estéticas.

Independientemente de la elección del material, de lo que sí que hay que ser consciente es de la importancia de llevar a cabo una buena instalación. La ejecución es clave para garantizar un funcionamiento óptimo y una larga vida con las que mejorar, tanto en comodidad como en privacidad, en los espacios donde instalemos persianas enrollables.

La entrada Persianas de aluminio y de PVC. ¿Cuándo es mejor utilizar unas u otras? se publicó primero en Lawyerpress NEWS.


Artículo de Redacción publicado en https://www.lawyerpress.com/2024/05/13/persianas-de-aluminio-y-de-pvc-cuando-es-mejor-utilizar-unas-u-otras/